Ecología ambiental y humana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1903 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ECOLOGÍA AMBIENTAL Y ECOLOGÍA HUMAMA, UNA ALIANZA
POR EL DESARROLLO INTEGRAL DE NUESTROS PUEBLOS:
Un Desafío Juvenil del Tercer Milenio

Un científico, que vivía preocupado con los problemas del mundo, estaba resuelto a encontrar los medios para aminorarlos. Pasaba sus días en su laboratorio en busca de respuesta para sus dudas. Cierto día, su hijo de siete años invadió su santuario, decididoa ayudarlo a trabajar. El científico, nervioso por la interrupción, le pidió al niño que fuese a jugar a otro lado. Viendo que era imposible sacarlo, el padre pensó en algo que pudiera entretenerlo. De repente se encontró con una revista, en donde había un mapa con el mundo, justo lo que precisaba. Con unas tijeras, recortó el mapa en varios pedazos y junto con un rollo de cinta, se lo entregó asu hijo diciendo: - “Como te gustan los rompecabezas, te voy a dar el mundo todo roto para que lo repares sin la ayuda de nadie.”

Entonces calculó que al pequeño le llevaría 10 días componer el mapa, pero no fue así. Pasadas algunas horas, escuchó la voz del niño que lo llamaba calmadamente: - "Papá, papá, ya hice todo, conseguí terminarlo". Al principio el padre no creyó en el niño. Pensó quesería imposible que, a su edad, hubiera conseguido componer un mapa que jamás había visto antes. Desconfiado, el científico levantó la vista de sus anotaciones, con la certeza de que vería el trabajo digno de un niño. Para su sorpresa, el mapa estaba completo. Todos los pedazos habían sido colocados en sus debidos lugares. ¿Cómo era posible? ¿Cómo el niño había sido capaz? – “Hijito, tu no sabíascómo era el mundo, cómo lo lograste?”
– “Papá, yo no sabía cómo era el mundo, pero cuando sacaste el mapa de la revista para recortarlo, ví que del otro lado estaba la figura del hombre. Así, que dí vuelta a los recortes, y comencé a recomponer al hombre, que sí sabía como era.”
- “Cuando conseguí arreglar al hombre, dí vuelta a la hoja y ví que había arreglado al mundo.”

Quizá alguno podríapensar que no tiene nada de científico un ensayo que inicie citando un relato no verídico, producto del realismo mágico, es decir, de la imaginación y creatividad de nuestro único Premio Nobel en Colombia. Sin embargo, un comienzo así intenta ser provocador y desafiante respecto al tema de la verdad, -en cuanto “concordancia de lo pensado con la realidad”- (Aristóteles), que movida por la fuerzadel amor se eleva a esferas maravillosas, aunque no por ello menos reales. Esto es precisamente lo que ocurre con el cuento en general y en el caso particular que aquí presentamos. Así pues, salta a la vista que la realidad, está cargada de amor y verdad. Ahora bien, nuestra reflexión surge en este contexto de amor y verdad, o mejor aún, en el de Caritas in Veritate -La Caridad en la Verdad-,siguiendo al Papa Benedicto XVI, quien denominó así su tercera encíclica y la primera de carácter social, cuyo tema principal es el Desarrollo Humano Integral en la Caridad y en la Verdad. Es un documento profundo, claro y actual, del 29 de junio del año 2009 quinto de su Pontificado.

Volviendo al relato inicial e inspirados en el Cap. IV de la Encíclica, exponemos la orientación específica denuestro enfoque: la Ecología Ambiental y la Ecología Humana como Alianza por el Desarrollo Integral de Nuestros Pueblos, la cual es a nuestra manera de ver, un desafío crucial para todos, especialmente para los jóvenes en este Tercer Milenio. Porque ciertamente, tanto hoy como ayer y más mañana que hoy, encontramos y encontraremos jóvenes marchando por las calles, otros formándose en distintasuniversidades, algunos exponiendo sus argumentos en los diferentes medios de comunicación, muchos otros, en silencio y en secreto trabajando intensamente casi sin descanso y sin remuneración económica… En efecto, a todos ellos, sin importar distancia, credos, raza, lengua, pueblo, nación, condición social, cultural o política, los une un anhelo profundo y común por salvar el mundo, o como se diría...
tracking img