Economia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3007 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
TRABAJO ASALARIADO Y CAPITAL

Mis comentarios giran todas en torno a un punto. Según el texto original, el obrero vende al capitalista, a cambio del salario, su trabajo; según el texto actual vende su fuerza de trabajo. Y acerca de esta modificación, tengo, que dar las necesarias explicaciones. Tengo que darlas a los obreros, para que vean que no se trata de ninguna sutileza de palabras, nimucho menos, sino de uno de los puntos más importantes dé toda la Economía política. Y a los burgueses, para que se convenzan de cuán por encima están los incultos obreros, a quienes se pueden explicar con facilidad las cuestiones económicas más difíciles, de esos petulantes hombres «cultos», que jamás, mientras vivan, llegarán a comprender estos intrincados problemas.
La Economía política clásicatomó de la práctica industrial la idea, en boga entre los fabricantes, de que éstos compran y pagan el trabajo de sus obreros. Esta idea servía perfectamente a los fabricantes para la práctica de los negocios, para la contabilidad y el cálculo de sus precios. Pero, trasplantada simplistamente a la Economía política, causó aquí extravíos y embrollos verdaderamente notables.
La economía política seencuentra con el hecho de que los precios de todas las mercancías, incluyendo el de aquélla a que da el nombre de «trabajo», varían constantemente; con que suben y bajan por efecto de circunstancias muy diversas, que muchas veces no guardan relación alguna con la fabricación de la mercancía misma, de tal modo que los precios parecen estar determinados generalmente por el azar. Por eso, en cuantola Economía política se erigió en ciencia, uno de los primeros problemas que se le plantearon fue el de investigar la ley oculta detrás de este azar que parecía gobernar los precios de las mercancías, y que en realidad lo gobierna a él. Dentro de las constantes fluctuaciones en los precios de las mercancías, que tan pronto suben como bajan, la Economía se puso a buscar el punto central fijo en tomoal cual se movían estas fluctuaciones. En una palabra, arrancó de los precios de las mercancías para investigar como ley reguladora de éstos el valor de las mercancías, valor que explicaría todas las fluctuaciones de los precios y al cual, en último término, podrían reducirse todas ellas.
Así, la Economía clásica encontró que el valor de una mercancía se determinaba por el trabajo necesario parasu producción encerrado en ella. Y se contentó con esta explicación. También nosotros podemos detenemos, provisionalmente, aquí. Recordaré tan sólo, para evitar equívocos, que hoy esta explicación es del todo insuficiente. Marx investigó de un modo minucioso por vez primera la propiedad que tiene el trabajo de ser fuente de valor, y descubrió que no todo el trabajo aparentemente y aun realmentenecesario para la producción de una mercancía añade a ésta en todo caso un volumen de valor equivalente a la cantidad de trabajo consumido. Por tanto, cuando hoy decimos simplemente, economistas corno Ricardo, que el valor de una mercancía se determina por el trabajo necesario para, su producción, damos por sobreentendidas siempre las reservas hechas por Marx. Aquí, basta con dejar sentado esto; lodemás lo expone Marx en su Contribución a la Crítica de la Economía política (1859), y en el primer tomo de El Capital.
Pero, tan pronto como los economistas aplicaban este criterio de determinación nación del valor por el trabajo a la mercancía «trabajo», caían de contradicción en contradicción. ¿Cómo se determina el «Valor del trabajo»? Por el trabajo necesario encerrado en él. Pero, ¿cuántotrabajo se encierra en el trabajo de un obrero durante un día, una semana, un mes, un año? El trabajo de un día una semana, un mes, un año. Si el trabajo es la medida de todos los valores, el «valor del trabajo» sólo podrá expresarse en trabajo. Sin embargo, con saber que el valor de una hora de trabajo es igual a una hora de trabajo, es como si no supiésemos nada acerca de él. Con esto, no hemos...
tracking img