Ecosistema

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1140 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La rosa que nunca viste

El silencio de tus labios
El callar de tu mirada
Tu respiración agitada
No deja ve el amor que flota en miasma

Te he hablado con amor y dulzura
Pero tú no escuchas
Te miro con el corazón
Pero tú no lo ves
Trato de llegar y acercarme a ti
Y solo veo un avión en lo más alto
Parece que todo lo que trato de hacer
No sirve de nada.

-No es así-
Pero calloporque no hay nada que decir
Y la respiración así
Es porque no quiero verte sufrir
Tampoco quiero ver
El amor que hay en ti

Esas palabras no las quiero escuchar
Si es así, no quiero nada
Ni silencio ni tus palabras
Ni el oxigeno que tú respiras
Solo quiero morir
Aunque se que cuando me estés visitando

Mañana no estaré
Y quien sabe que veras

Mañana estarás visitando
Y colocandouna rosa
Que para mi significa amor
Y con el tiempo
Cuenta te darás
Que durara toda la vida
Como lo fue mi amor por ti.

Poemas

ORACIÓN DE LA TARDE

Como un ángel en manos del barbero, sentado
Vivo. Y empuño un chop de acentuadas estrías.
Una pipa en los dientes y el epigastrio inflado,
En el aire que surcan inciertas travesías.

Como las heces cálidas de un palomar vetusto,Mil sueños en mí dejan una dulzura ardiente:
Y así mi corazón es como un triste arbusto
Que tiñen rojas gotas de un oro icandescente.

Y una vez que a mis sueños me los volví a beber,
Cauto, después de treinta o cuarenta festejos,
A calmar me retiro el acre menester.

Dulce como el Señor del cedro y los hisopos,
Meo hacia el cielo ardo, muy arriba y muy lejos,
Con la aquiescenciade los grandes heliotropos.

MÍSTICO

En la pendiente del terraplén, los ángeles
cambian sus túnicas de lana en los pastos de acero
y de esmeralda.
Prados de llamas saltan hasta la cima del
Mamelón. A la izquierda, la tierra del borde está pisoteada
Por todos los homicidios y todas las batallas, y todos
Los ruidos desastrosos siguen su curva. Detrás del borde
De la derecha, lalínea de los orientes, de los
Progresos.
Y, mientras, la franja superior del tablero está
Formada por el rumor giratorio y saltante de las caracolas
Marinas y de las noches humanas.
La dulzura florida de las estrellas y del cielo y de todo
lo demás desciende ante el terraplén, como una cesta
-contra nuestro rostro-, y forma el abismo
fragante y azul allá abajo.

AURORA

Abracé a laaurora del verano.
Nada se movía aún en la faz de los palacios. El
Agua estaba muerta. Los campos de sombras
No abandonaban el camino del bosque. Anduve, y despertaron
Los hálitos vivientes y tibios, y las piedras preciosas
miraron, y las alas se alzaron din ruido.
La primera aventura fue, en el sendero ya henchido
de frescos y pálidos destellos, una flor que me dijo
Su nombre.Reí al salto de agua rubio que se desgreñó
A través de los abetos: en la cima plateada reconocí
a la diosa.
Entonces retiré uno a uno los velos. En el camino,
Agitando los brazos. A través de la llanura, donde
la denuncié al gallo. En la gran ciudad, ella huía
entre los campanarios. Y las cúpulas, y yo la perseguí
corriendo como un mendigo sobre los muelles
de mármol.
En lo alto delcamino, cerca de un bosque
De laureles, la rodeé con sus velos amontonados y sentí
Algo de su inmenso cuerpo. L aurora y el niño cayeron
Al pie del bosque.
Al despertar era mediodía.

FLORES

Desde una gradería de oro -entre los cordones
De seda, las gasas grises, los terciopelos verdes y los discos
De cristal que se oscurecen como el bronce
bajo el sol-, veo abrirse la digitalsobre un tapiz
De filigranas de plata, de ojos y cabelleras.
Monedas de oro amarillo sembradas sobre el ágata,
Pilares de caoba que soportan una cúpula de esmeraldas,
manojos de rasos blancos y finas varas de rubí
Rodean la rosa de agua.
Semejantes a un dios con enormes ojos azules
Y con formas de nieve, el mar y el cielo atraen a las terrazas
De mármol la multitud de jóvenes y...
tracking img