Ejercicios de locucion

EJERCICIOS PARA EL LOCUTOR

Después de una instrucción permanente, una actualización noticiosa y una
íntima amistad con el diccionario, toda persona que desee ser un buen
locutor deberá hacer ejercicios graduales pero constantes.
Para el efecto, es importante atender algunas recomendaciones que le serán
de gran utilidad para el dominio del lenguaje oral.
DESCUBRA SUS DEFECTOS.
Laautocrítica es el primer paso de la superación. El oído será el mejor
juez de su voz y de su dicción. Tome una grabadora y registre tres minutos
de lectura de noticias, tres minutos de lectura de un libro, tres minutos
de charla improvisada sobre cualquier tema, dos minutos de narración
imaginaria (puede ser deportiva, dos minutos de animación de un
espectáculo artístico supuesto, un poema y unacanción.
Al grabar y al escucharse descubrirá lo esencial: dónde están sus mayores
dificultades, dónde se oye mal.
¡Vamos a superar esas fallas! (Guarde esa grabación como un recuerdo).
Pero, por favor, tenga mucha PACIENCIA. No se hace locutor en un día.
EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN
Lo primero, es la sugerencia de cambiar la idea de no tengo buena voz por
no sé respirar correctamente. El aire es lamateria prima de la fonación
¿Se cansa al leer mucho en alta voz?
¿Su voz es débil?
¿Le sale temblorosa, le falta firmeza?
A lo mejor le falte el aire. La única solución a estas deficiencias está
en aprender a respirar correctamente.
La respiración correcta se denomina DIAFRAGMATICA, porque depositando el
aire en el abdomen se logra que el músculo diafragma sea el soporte y la
catapultadel aire que hará vibrar sus cuerdas vocales.
Aspire profundamente y mida el tiempo que puede leer hasta necesitar aire
nuevamente, o, también, prolongue una vocal (Ej. aaaaaaaaaaaaaaaaaa ... )
y cronometre su duración hasta que se quede sin aire. Probablemente serán
10, 15 o 20 segundos los que duró su aire.
Esto quiere decir que no entró suficiente aire porque no hemos
acostumbrado a nuestroreservorio (músculos abdominales y pulmones), a
acumularlo.
A esta falta de costumbre o de ejercicio, se debe que cuando aspiramos
profundamente en un campo abierto tenemos sensación de ahogo.
Entonces, entrenemos nuestro pecho para la respiración abdominal:
§ Por la nariz, aspire lentamente, cuidando de que el aire que
toma empuje los músculos del abdomen. Sienta cómo su estómago tiende alevantarse. Usted no solamente está llenando sus pulmones sino también la
cavidad abdominal.
Luego, también lentamente, expela el aire como si estuviera soplando
suavemente.
Claro, cuando suelte el aire, su estómago se irá desinflando. Se
recomienda hacer esta práctica (con toda seriedad) diez veces en la mañana
y diez veces en la noche, durante siete días.
Poco a poco usted se dará cuentade que su caja toráxica pide o está más
dispuesta a recibir mayor cantidad de aire.
Estas respiraciones abdominales deben ser profundas y lentas. Nada ganará
con ejercicios bruscos.
Siempre practique en posición de pie, levantando moderadamente la cabeza,
soltando los brazos y sin tensiones musculares.
Para hacer las prácticas de respiración siéntase tranquilo y relajado.
Cuidado especial:cuando respire, no levante el pecho ni los hombros.
§ En la segunda semana, aspire en la forma indicada (sintiendo
como se llena su cavidad abdominal) y, luego de la aspiración profunda,
detenga el aire introducido (10 segundos) y luego suéltelo soplando
lentamente.
Esto realice diez veces en la mañana y diez, en la noche, durante una
semana.
Al principio le puede parecer un poco cansadaesta práctica, pero, poco a
poco, su organismo se irá acostumbrando a respirar correctamente e irá
descubriendo que, efectivamente, sí podía más.
§ Con estos simples ejercicios, usted ya va conociendo la técnica
de la respiración abdominal o diafragmática. En la tercera semana ya vamos
a aprovechar esa respiración para administrar mejor el aire y
transformarlo en sonidos.
Para ello, al...
tracking img