El acuerdo arias/ cerjack - watt

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3186 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Austin, Herbert George Nelson. El acuerdo Arias Cerjack-Watt. En: Revista Tareas, Nro. 119, enero-abril. CELA, Centro de Estudios Latinoamericanos, Justo Arosemena, Panamá, R. de Panamá. 2005. pp. 113-122.
Disponible en la World Wide Web: http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/tar119/nelson.rtf

www.clacso.org
RED DE BIBLIOTECAS VIRTUALES DE CIENCIAS SOCIALES DE AMERICA LATINA YEL CARIBE, DE LA RED DE CENTROS MIEMBROS DE CLACSO
http://www.clacso.org.ar/biblioteca
biblioteca@clacso.edu.ar

EL ACUERDO ARIAS
CERJACK - WATT

Herbert George Nelson Austin*

*Escritor panameño residente en México.

Las concesiones proporcionadas al gobierno norteamericano que vulneran la soberanía nacional y que eran consideradas ilegales no se detuvieron en los acuerdos Becker.Aparte del estatus especial que se les otorgó a los elementos nortea­me­ricanos que participaran en territorio panameño en algún operativo de saneamiento ambiental del canal, tipo fuerzas visi­tantes, ahora Panamá renunciaba a entregar a la Corte Penal Internacional a ciudadanos norteamericanos que cometieran delitos de genocidio, lesa humanidad, agresión y de guerra en su territorio.
El tribunalinternacional, conocido como Corte Penal Inter­na­cional, fue creado el 17 de julio de 1998 por 120 países dentro del marco de las Naciones Unidas, con el propósito de po­ner fin a la impunidad y permitir investigar y juzgar a crimi­na­­les en otros países sin el consentimiento de la nación en donde se cometió el delito. El documento que sirvió de fundamento para la creación de esta corteinternacional se denominó Tratado de Roma.
Pocos días después de que el presidente de EEUU, William Cli­nton, firmó el Tratado de Roma, surgieron fuertes críticas de parte de algunos legisladores norteamericanos. Consideraron, estos legisladores, que la Corte Penal Internacional era un instrumento que vulneraba la política de seguridad nacional de EEUU y le restaba autoridad al Consejo de Seguridad delas Naciones Unidas y al veto de EEUU en el seno del Consejo.
Uno de los críticos más radicales en contra de la creación de la Corte Penal Internacional, el influyente congresista Jesse Helms, argumentó que dicha corte no había definido claramente el concepto criminal de “agresión “. Agregó que si esta corte hubiera estado operando durante la invasión a Panamá en 1989 habría podido sentar aEEUU en el banquillo y acusarlo de “crimen de agresión” y “genocidio”.

Esta Corte pretende someter a juicio la política de seguridad nacional de EEUU. ¿Pueden ustedes imaginar lo que habría ocurrido si este tribunal hubiera estado ya en funcionamiento durante la invasión estadounidense a Panamá? ¿o la de Granada? ¿o el bombardeo de Trípoli? En ninguno de estos casos EEUU solicitó el permiso delas Naciones Unidas para defender nuestros intereses. Y mientras yo siga respirando, EEUU nunca permitirá – y repito, nunca – que sus decisiones sobre seguridad nacional sean juzgadas por una corte penal internacional.” (Este artículo se publicó en el Financial Times, de Londres, en su edición del 31 de julio de 1998. Jesse Helms, “Votar en contra de la Corte Penal Internacional no es suficiente”.Traducción y edición electrónica realizada por el Equipo Nizkor, en Madrid a 8 de agosto de 1998.).

Como conclusión a sus argumentos en contra de la partici­pa­ción de EEUU en la Corte Penal Internacional, Helms calificó a éste organismo como un monstruo y propuso “descuarti­zar­lo antes de que crezca y acabe devorándonos”.
Años después, EEUU retiró su firma del tratado que creó la CortePenal Internacional, bajo el argumento de que sus tro­pas podrían ser víctimas de juicios arbitrarios en territorios ajenos y emprendió medidas concretas (acuerdos bilaterales con otros países) para ir limitando el poder de la Corte Penal Internacional. Esta decisión fue transmitida al Secretario General de las Naciones Unidas el 6 de mayo del año 2002:
Por la presente, le comunico, en relación...
tracking img