El amor por sobre todas las cosas.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2385 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El amor por sobre todas las cosas

“El amor es el que impulsa al
artista a buscar los lenguajes que
que expresan la belleza”
Alejandro Dolina

Desde el momento inaugural de su vida, nuestro Alejandro Dolina, se vió enaltecido por el don de la ironía, cualidad que lo acompaña hasta el presente.
Nieto del fundador de Baigorrita, tendría desde su gestación la noble tarea de homenajear asu abuelo viendo la luz por vez primera en esa ciudad, pero el destino que se encarga de burlar hasta la más nobles intenciones, dispuso para ese día que la partera se encontrará en el poblado de Morse, sitio donde nuestro poeta expresó su primer lamento.
Tales suertes no terminan allí ya que a pesar de nacer en Morse debiendo haber nacido en Baigorrita, se crió en Caseros. La querida ciudad desu ascendente fue testigo de interminables veranos en donde Alejandro seguramente experimentó el dulce encanto de la decepción amorosa.
Caseros, barrio porteño, fue su cuna de letras ya que allí, de la mano de la Tía Elma, aprendió a la prodigiosa edad de tres años a leer, tiempo después lo atraparían las novelas policiales para nunca más permitirle abandonar el mundo de la literatura.
“Todolibro que uno lee es también un libro que no lee. Nos vamos a morir. Una elección es una renuncia, y por ahora prefiero renunciar a ciertos autores de hoy", manifiesta Dolina para justificar su preferencia por ciertos autores de décadas pasadas.
Desde chico tuvo el gusto enredado en la música. Estudió bandoneón, piano, guitarra y actualmente es proclive a la composición aparatosa, de difícilejecución. Pero el lugar en que él se siente como en casa en es la composición poética, y este año nos invita a perdernos en los interminables pasillos de “El bar del infierno”, donde de un modo casi dantesco nos llevará a presentir una verdad terrible, lamentable, pero no menos cierta: el afuera no existe, la única cosa con existencia certera es el bar. Temo que ante la lectura desprevenida de losque se animen a transitar por los recovecos del bar, más de un lector quede atrapado y perdido para siempre en los intersticios de la excelente literatura que encierran sus páginas y los pasillos lo lleven inevitablemente al encantamiento que atesoran las ocho publicaciones anteriores.
Sin necesidad de recurrir a la nigromancia, el augurio es de éxito rotundo para esta nueva publicación,engarzando así la novena obra literaria, incluida una opereta “Lo que me costó el amor de Laura”. El autor, que niega toda genialidad en su persona, lleva como estandarte de vida el amor.
Él mismo proclama que la música, las letras y la radio lo apasionan, aunque la mayor parte del tiempo sus pensamientos se pierden en los valles infinitos del amor.
“El hombre es una perpetua víspera. Es lo que es,pero también lo que todavía no es. Vive inclinado hacia el futuro. Vive deseando y es él mismo su deseo. El hombre se va a morir, pero tiene apetito de eternidad. El hombre es mortal y es esa tragedia la que lo hace libre, la que lo convierte en constante posibilidad. Posibilidad de caída o de salvación. El hombre se va a morir y por eso ama, y por eso escribe poemas”
En esta casi reflexiónfilosófica, Dolina, manifiesta su motivo para escribir y es allí mismo donde podemos hallar respuesta, los que no hemos sido tocados con la varita del don de la lírica, al interrogante de por qué leemos. Leemos poesía, leemos sobre el amor con ese deseo íntimo de vivir nuestra vida y la vida de los otros, los amores que nos han tocado y los que hubiéramos deseado vivir, aquellos que nos depara elfuturo y los que no viviremos nunca, por eso leemos, y esa es la noble misión del poeta, tomarnos de la mano y dejarnos vagar por los caminos felices o desdichados del amor. Dejarnos sentir que es lícito albergar en un rincón del alma la señal divina de querer vivir todas las vidas. Lograr a través del maravilloso espacio de la ficción que por un momento seamos a la vez el apasionado Manuel Mandeb...
tracking img