El arte del asesinato politico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 46 (11422 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCION

El presente trabajo es una síntesis del libro El Arte del Asesinato Político del Autor Francisco Goldman, en el cual se narra el asesinato del Obispo Juan Gerardi Conedera, y como se lleva a cabo la investigación y juicio para la resolución del caso, también la crítica del grupo para con la historia del libro que narra uno de los hechos de justicia más importantes de Guatemala.SINTESIS DEL LIBRO
EL ARTE DEL ASESINATO POLITICO
¿Quién mato al obispo?
I. EL ASESINATO
26 de abril de 1998

La tarde de un domingo, pocas horas de ser asesinado a golpes en el garaje de la casa parroquial de la iglesia de San Sebastián, ubicada en el centro histórico de la ciudad de Guatemala, monseñor Juan Gerardi Conedera bebía whisky y contaba chistes en una pequeña reunión celebradaen el jardín de la casa de un amigo.
Monseñor Gerardi era un hombre grande y aun fuerte a pesar de sus setenta y cinco años, media cerca de un metro ochenta y pesaba alrededor de cien kilos. Era de pecho amplio y espalda ancha; nariz prominente y colorada; cabello crespo, grueso y canoso. Después del asesinato, sus amigos recordaban no solo su sentido del humor y su afición por el alcohol, sinosu voracidad para leer, su inteligencia realista y su casi clarividente entendimiento de la política guatemalteca, notoriamente enredada, corrupta y letal. Poco tiempo después de que penados fue nombrado arzobispo, en 1983, hizo regresar a Gerardi del exilio político en Costa Rica. Como fundador de la oficina de derechos humanos de arzobispado de Guatemala –ODHA-.
La reunión en el jardín esaúltima tarde de la vida del obispo Gerardi celebraba la conclusión de Guatemala: Nunca Mas, un informe de cuatro volúmenes, 1,400 páginas, sobre una investigación sin precedentes de las desapariciones, masacres, asesinatos, torturas y violencia sistemática que había padecido la población guatemalteca desde el comienzo de los años 60, décadas durante las cuales dictadores militares emprendieron laguerra contra grupos guerrilleros de izquierda.
Los acuerdos de paz promovieron la creación de una comisión de la verdad apoyada y financiada por la ONU –la comisión para el esclarecimiento histórico, CEH- que pretendía establecer el historial de los crímenes cometidos durante los años de guerra. Pero muchos activistas de derechos humanos, incluido monseñor Gerardi, quien había participado en lasnegociaciones de paz, dudaban que esa comisión pudiera proveer un informe completo de los hechos. La comisión no estaba autorizada a identificar con nombre y apellidos a los violadores de derechos humanos y no podría responsabilizar a nadie por los crímenes.
Como contrapartida bajo la guía de Gerardi, la ODHA emprendió una investigación paralela de apoyo, el proyecto para la recuperación de memoriahistórica, conocida como REMHI, la cual culmino con el informe Guatemala: Nunca Más.
El miércoles 22 de abril, monseñor Gerardi junto con Ronalth Ochaeta, un abogado de treinta y tres años, director ejecutivo de la ODHA, y Edgar Gutiérrez, de treinta y seis años coordinador de REMHI, ofreció una conferencia de prensa para informar a los reporteros sobre el contenido general de Guatemala: NuncaMás.
La siguiente noche, el jueves 23 de abril, monseñor Gerardi y su equipo habían invitado a periodistas y personajes influyentes a una cena en el palacio Arzobispal. Esa noche se entregaron copias de los dos primeros volúmenes de Guatemala: Nunca Más.
El viernes 24 de abril, Guatemala: Nunca Más fue formalmente presentado en la catedral. Estaba abarrotada de diplomáticos, políticos, miembros deorganizaciones no gubernamentales, antiguos guerrilleros, periodistas, activistas de derechos humanos y otras personas. El único organismo no representado, a pesar de la invitación, fue el gobierno del presidente de Guatemala, Álvaro Arzú Irigoyen.
Mostrar el drama humano, compartir la pena, la angustia de miles de muertos, desaparecidos y torturados… El REMHI ha sido una puerta abierta para...
tracking img