El asno y el hielo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (306 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Asno y El Hielo

Era invierno, hacía mucho frío y todos los caminos se hallaban helados. El asnito, que estaba cansado, no se encontraba con ánimos para caminar hasta elestablo.
-iEa, aquí me quedo! -se dijo, de-jándose caer al suelo. Un aterido y hambriento gorrioncillo fue a posarse cerca de su oreja y le dijo:
-Asno, buen amigo, tengacuidado; no estás en el camino, sino en un lago helado.
-Déjame, tengo sueño ! Y, con un largo bostezo, se quedó dormido.
Poco a poco, el calor de su cuerpo comenzó a fundir elhielo hasta que, de pronto, se rompió con un gran chasquido.
El asno despertó al caer al agua y empezó a pedir socorro, pero nadie pudo ayudarle, aunque el gorrión bien lohubiera querido.
La historia del asnito ahogado debería hacer reflexionar a muchos holgazanes. Porque la pereza suele traer estas consecuencias.

El león y el raton agradecido“Hallábase durmiendo el león, cuando un ratón comenzó a retozar encima de su cuerpo. Despertó el león y atrapó al ratón, ya iba a comérselo cuando éste dijo: ¡Auxilio!,¡Auxilio! hasta que lo soltara, prometiéndole que, si le perdonaba la vida, él le pagaría cumplidamente.
El león se echó a reír y dejó marchar al ratón.
Poco después, el leóndebóo su salvación al agradecimiento del ratoncillo. Unos cazadores habían cazado al rey de la selva y lo ataron a un árbol con una cuerda.
Oyendo el ratón gemir su desconsuelo,corrió a donde estaba el león, royó la cuerda que lo sujetaba y lo libertó.
-En otra ocasión –le dijo-, te burlaste de mí porque no esperabas mi agradecimiento; bueno es queahora sepas, que también los ratones somos agradecidos.
Esta fábula enseña que en las mudanzas de la fortuna, incluso las más poderosas necesitan la ayuda de los humildes.”
tracking img