El atroz encanto de ser argentino

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (775 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Leemos el capítulo 3 del libro “El atroz encanto de ser argentino”, por Marcos Aguinis:

“... El tango interactuó con nuestra mentalidad; le dimos y nos dio: tics, filosofía, crítica, ironía,prejuicio y amarga belleza.

Es un género musical, literario y para bailar nacido en las orillas del Río de la Plata, desde donde se expandió al mundo con la fuerza de un maremoto en los comienzos delsiglo XX.

Disputamos su origen con Uruguay, pero Uruguay y Argentina conformaron durante siglos un solo país y el debate no tiene mayor sentido. Convengamos que es rioplatense, porteño, y que sevolvió tanto uruguayo como argentino. Quizás por nuestro mayor tamaño de país se lo empezó a llamar tango argentino.

Generó cultores que le proveyeron brillo y variedad. Modeló amplios retazos delalma colectiva con los sucesivos personajes que se formaban en el devenir nacional. Deambuló por los arrabales, ingresó en los salones, accedió a los filmes y conquistó el gusto de la gente como unhermano gemelo del jazz.

Jazz y tango, en la primera mitad del siglo XX, tenían sabor a verdad. Ambos se levantaron del barro y de un dolor tan profundo que dejaba sin aliento.

Se expandiórápido y prevaleció junto al vals, el jazz y el bolero.

Pero nunca dejó de ser un género reo y descarnado. Cada tanto amenazaba languidecer. Sus innovaciones fueron tomadas como síntomas del fin.

Laconsagrada Guardia Vieja resistió a músicos profesionales como Osvaldo Fresedo y Osvaldo Pugliese. El cine sonoro le hizo competencia con los ritmos llegados del norte. Pero siguió vivito y coleandohasta alcanzar su auge por los años 40 y 50.

En los 60 lo avasallaron el twist, el rock y la moda hippie. Se encogió a las dimensiones de los túrbidos comienzos y volvió a funcionar como unproducto clandestino que sólo apreciaban los iniciados.

Mientras en la superficie se decretaba su extinción, el tango sobrevivía en las meditabundas catacumbas gracias al empeño de músicos, cantores...
tracking img