El bello desconocido

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1138 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EN EL MITO, EL HÉROE REPRESENTA EL IMPULSO HUMANO DE ABANDONAR LA SEGURIDAD DE LAS INMEDIACIONES ACOGEDORAS Y FAMILIARES Y AVENTURARSE EN TERRITORIO DESCONOCIDO E INCLUSO PELIGROSO. EN LOS MITOS DEL REY ARTURO, EL CABALLERO ERRANTE SE ENFRENTA A MUCHOS PELIGROS, PERO LOS DOS PELIGROS MAYORES QUE TIENE QUE ENCARAR SON EL DESHONOR Y LA MUERTE. EN OTRAS PALABRAS, ARRIESGA SU VIDA POR SU IDEAL DE LOQUE ÉL DEBERÍA SER. EN ESTE RELATO, NUESTRO HÉROE ES GUINGLAIN. AL PRINCIPIO, AL IGUAL QUE PEREDUR Y SIGFRIDO, NO CONOCE SU NOMBRE, NI QUIÉN ES SU PADRE. SU MADRE LO HA CRIADO EN SOLITARIO Y, DEBIDO A LO ASOMBROSAMENTE APUESTO QUE ES, LO LLAMA EL HIJO BELLO.

Al llegar a la virilidad, Guinglain abandonó la casa de su madre y cabalgó hasta la corte del Rey Arturo. Entró audazmente en el gransalón y le pidió al rey que le concediera lo que le iba pedir. Arturo, divertido por la extraña mezcla de confianza e ingenuidad del joven, aceptó. Como el joven no tenía nombre, sino un semblante apuesto y agradable, el rey lo llamó el Bello Desconocido.

Justo en esa ocasión apareció otro personaje extraño, una doncella, cuyo nombre era Helie. Esta le rogó al Rey Arturo que le enviara un caballeropara rescatar a su señora, Rubia Esmeree, reina de Gales. Dos brujos malvados habían convertido a Esmeree en un dragón, y la pobre reina solo podía ser liberada de su encantamiento por medio de un beso. Por supuesto, Guinglain ofreció sus servicios inmediatamente; y Arturo, comprometido por su promesa de conceder al joven todo lo que deseara, le otorgó su permiso. Al principio, Helie se sintióirritada porque le habían asignado un joven inexperto, que carecía hasta de nombre, para realizar una tarea tan importante. Montó a caballo furiosa, y a Guinglain le costó mucho trabajo darle alcance.

No obstante, al poco tiempo, Helie cambió de opinión al ver que el Bello Desconocido demostraba ser un valeroso e inteligente acompañante. Derrotó a un fiero caballero en el Vado Peligroso, salvó dedos gigantes a una joven, y derrotó a tres caballeros más que le atacaron. Helie y el Bello Desconocido llegaron a la Isla Dorada, a la que solo se podía acceder a través de un pasadizo elevado. Estaba bien defendida por un formidable caballero, que deseaba casarse con la señora de la Isla Dorada; pero esta dama no lo amaba, y prometió que solo consentiría en casarse con él si lograba mantener elpasadizo durante siete años. El caballero lo había logrado ya durante cinco años, y una hilera de cabezas cortadas ensartadas en altas lanzas señalaban su eficiencia en el combate. Guinglain, sin embargo, desafió, combatió y mató al caballero sin demasiado alboroto.

La señora de la isla era un hada de impresionante hermosura, llamada la Doncella de las Manos Blancas. Vivía en un castillo decristal en medio de un jardín lleno de especias y flores que brotaban durante todo el año. El hada estaba enamorada de Guinglain desde hacía mucho tiempo, aunque él no lo sabía. Le dio la bienvenida a la isla y le declaró su deseo de casarse con él. Guinglain también sintió una gran atracción por ella, pero Helie le recordó la empresa que le esperaba, y a la mañana siguiente, temprano, huyeron sinser vistos.

Aquella noche llegaron a un castillo en el que la costumbre era luchar con el castellano para ganar una noche de alojamiento. Guilgain ganó la justa fácilmente, y el castellano les dio un cálido recibimiento. Al día siguiente los condujo a la Ciudad Yerma de Senaudon, en la que se hallaba prisionera la señora de Helie, Rubia Esmeree. El castellano le previno a Guinglain de que debíadevolver cualquier saludo de bienvenida que recibiera en la ciudad con una maldición.

La ciudad de Senaudon había sido gloriosa tiempo atrás, pero ahora estaba en ruinas. Guinglain cabalgó por un portón roto y pasó delante de torres derruidas y desiertas y, finalmente, llegó hasta un palacio. Allí, unos pálidos juglares tocaban desde las ventanas iluminadas con velas, dándole la bienvenida....
tracking img