El campo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (414 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL CAMPO
Capítulo 1: El desengaño
Era una mañana fría de Enero, aún no había salido el sol y parecía que no tenía intención de hacerlo. Tras despertarme me quedé en la cama diez minutos pensando enlo que haría durante el día, posteriormente me levante, me puse las zapatillas de estar por casa, y fui, caminado despacio por el sueño que aún tenía, al armario a por mi bata.
Me dirigí a lacocina, abrí la despensa, cogí los filtros, el café y el azúcar y de la puerta de al lado, una taza, hice el café y fui con la taza hasta el salón, encendí la tele para después sentarme en el sofá ytomármelo tranquilamente mientras veía la tele como cada mañana. Viendo los informativos, por lo visto, un avión del ejército que hacía una serie de pruebas diarias se había estrellado en las inmediaciones deun pueblo de Madrid, cuyo nombre olvidé, las demás noticias no tenían mucha importancia, por lo menos para mí.
Me vestí, cogí las llaves del coche y fui al supermercado del pueblo que estaba a unostres o cuatro kilómetros. Cuando llegué al supermercado eran las diez menos veinte y me encontré con que había bastante gente que habían decidido ir a la misma hora que y al mismo sitio que yo. Compréfruta, pizza, latas de conservas, pan, vino y una caja de chicles. Yo no soy mucho de cocinar ya que la abogacía me tiene bastante ocupado.
Ya por el sendero que llevaba hasta mi casa, vi un perroen el camino solo y abandonado, era delgado, pase por su lado con el coche mirando por la ventanilla y descubrí que tenía una herida en la pata derecha, me dio bastante pena verlo allí desorientado yal juzgar por su aspecto, hambriento y aparte estaba el tiritando de frío, no me lo pensé dos veces, y decidí llevarlo a casa, pero no sin antes llevarlo al veterinario, aparte de ayudarlo, me haríacompañía ya que vivo solo en una casa bastante grande. Me bajé del coche y me dirigí hacia él, le silbé no muy fuerte y se acercó a mí, fui al maletero y el me siguió. Cogí una toalla no muy grande,...
tracking img