El carnero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1743 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 14 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPITULO II

En que se cuenta quién fue el cacique de Guatavita y quién fue el de Boqotá, y cuál de los dos tenía la monarquía de este Reino, y quién tenía la de Tunja y su partido. Cuéntase así mismo el orden y estilo que tenían de nombrar caciques o reyes, y de dónde se originó este nombre engañoso del Dorado.

En todo lo descubierto de estas Indias occidentales o Nuevo Mundo, nientre sus naturales, naciones y moradores, no se ha hallado ninguno que supiese leer ni escribir, ni aún tuviese letras ni caracteres con qué poderse entender, de donde podemos decir, que donde faltan letras faltan cronistas; y faltando esto falta la memoria de lo pasado. Si no es que por relaciones pase de unos en otros, hace la conclusión a mi propósito para probar mí intento.
Entre dos cabezaso príncipes estuvo la monarquía de este Reino, si se permite darle este nombre: Guatavita en la jurisdicción de Santafé, y Ramiriquí en la jurisdicción de Tunja (1).

Llámolos príncipes, porque eran conocidos por estos nombres; porque en diciendo Guatavita era lo propio que decir el Rey, aquello para los naturales, lo otro para los españoles; y la misma razón corría en el Ramiriquí de Tunja.Entendido este fundamento, primero hago la derivación por qué en estas dos cabezas principales había otras con títulos de caciques, que hoy conservan y es lo más común, unos con sobrenombres de ubzaquet, a quien pertenece el nombre de duques; otros se llamaban yuiquaet, que es lo propio que decimos condes o marqueses; y los unos y los otros muy respetados de sus vasallos, y con igual jurisdicción enadministrar justicia, en cuanto con su entendimiento la alcanzaban, aunque el hurto fue siempre castigado por ellos y otros de estos, que adelante trataré algo de ellos.
Guatavita que, como tengo dicho, era el Rey, no tenía más que una ley de justicia, y esta escrita con sangre como las de Dragón, porque el delito que se cometía se pagaba con muerte, en tánto grado, que si dentro de su palacioo cercado algún indio ponía los ojos con afición en alguna de sus mujeres, que tenía muchas, al punto y sin más información, el indio y la india morían por ello.

Tenían a sus vasallos tan sujetos, que si alguno quería cobijarse alguna manta diferente de las demás, no lo podía hacer sin licencia del señor y pagándolo muy bien, y que el propio señor se la había de cobijar. Discurra el curiosoen los trajes presentes, si se guardara esta ley, dónde fuéramos a parar.

Pasaba más adelante esta sujeción, que ningún indio pudiese matar venado ni comerlo sin licencia del señor; y era esto con tánto rigor, que aunque los venados que había en aquellos tiempos, que andaban en manadas como si fueran ovejas, y les comían sus labranzas y sustentos, no tenían ellos licencia de matarlos ycomerlos, si no se la daban sus caciques.

(1) Lo. que se refiere aquí está errado en cuanto se relaciona con la monarquía o sistema de gobierno. El cronista dice que se lo contó don Juan, cacique y señor de Guatavita, su amigo, sobrino de aquel que hallaron los conquistadores en la silla; tenía, por tanto, interés en el asunto. Cuando llegó la conquista española al imperio chibcha, ejercían elgobierno cinco soberanos independientes: el Guanentá, el Tundama, el Sugamuxi, el Zaque y el Zipa que era el más poderoso y residía en Bacatá. La nación chibcha no tenía unidad de gobierno.

En ser viciosos y tener muchas mujeres y cometer grandes incestos, sin reservar hijas y madres, en conclusión bárbaros, sin ley ni conocimiento de Dios, porque sólo adoraban al demonio y a éste tenían pormaestro, de donde se podía muy claro conocer qué tales serían sus discípulos.

Y volviendo a Guatavita, en quien dejé el señorío, digo que tenía por su teniente y capitán general para lo tocante a la guerra a Bogotá, con título de Cacique Ubzaque, el cual siempre que se ofrecía alguna guerra con panches o culimas, sus vecinos, acudía a ella por razón de su oficio.

Paréceme que algún...
tracking img