El celibato y la abstinencia sacerdotal, medidas innecesarias.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1186 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El celibato y la abstinencia sacerdotal, medidas innecesarias.

Uno de los pensamientos que ha desarrollado el hombre desde tiempos remotos, es el creer en una deidad superior a él mismo para dar explicaciones a ciertos sucesos de su vida en la tierra. Y por mas antigua que pueda ser esta ideología, el hombre actual la mantiene como parte de sí, Aunque poco a poco ha ido tomando diferentesrumbos lo que nos presenta como resultado distintos y variados tipos de creencias que integran el conocimiento de la fuerza divina, de lo que pretende con el hombre y lo más importante, la forma en la cual se ha establecido que nos acerquemos a ella. A cada una de estas creencias es a lo que llamamos religión. Cada religión establece sus propias normas según lo que desde su punto de vista “Dios”desea. De entre todas ellas se hará énfasis a la iglesia católica Apostólica Romana la cual tiene como embajadores de la Palabra del Señor a los sacerdotes, quienes a su vez al ser ordenados deben hacer los siguientes tres votos: Pobreza, Castidad y obediencia, a partir de los dos últimos nace el celibato. El celibato es el acto de permanecer libre de pareja, sin compromiso matrimonial ni de ningúnotro tipo con otra persona ni del mismo sexo ni del opuesto. Asimismo implica además la abstinencia de relaciones sexuales pues el tenerlas fuera del matrimonio es considerado fornicación, lo cual representa un pecado tan grave como el de aborrecer a Dios (pecado mortal) Romanos 1:29,30.

Este requerimiento de la Iglesia Católica, es constantemente objeto de indagación y análisis en el mundo, puesno es difícil encontrar gran cantidad de posiciones en torno al tema, hay quienes piensan que la castidad y el celibato como grandes pilares de la iglesia son los que muestran a los sacerdotes como ejemplo a seguir, como un guía y modelo para todos los feligreses; Por el contrario hay quienes creemos que esta medida es excesiva y que científica y biológicamente va en contra del estado natural delhombre y de la psicología de la supervivencia de la especie, asi como el psiquiatra y ex-sacerdote A. W. Richard Sipe quien reflexiona sobre el celibato y la abstinencia (especialmente esta última) los cuales no son estados naturales para el ser humano, por lo cual mantener el estado célibe no debería ser un requisito para los sacerdotes católicos.

Esta medida a diferencia de lo que muchospuedan creer, no ha sido implementada desde la fundación de la iglesia católica apostólica romana, de hecho algunos apóstoles escogidos por el mismo Jesucristo tenían esposa, como se puede ver en Mt. 8:14, “Vino Jesús a casa de Pedro, y vio a la suegra de éste postrada en cama, con fiebre". Hasta el año 1123 en el que se realizó el primer concilio lateranense (donde se adopto como canon la prohibicióndel matrimonio de los sacerdotes), el celibato era considerado un estado opcional para los sacerdotes de la iglesia católica como lo indica san Pablo en su primera carta a Timoteo donde pide que los obispos y diáconos sean “casados una sola vez” o “maridos de una mujer”. Esta idea no excluye a los célibes de la iglesia, tengamos en cuenta que el mismo san Pablo cumplía por voluntad propia coneste estado e incluso lo apoyaba diciendo que quisiera que “todos fuesen como el” (1Cor 7:7-8), pero tampoco impide a los hombres casados el hacer parte de la familia católica, pues se trata de una orden que señala un limite, (no más de una mujer) y no una obligación (al menos una mujer).

El papa Calixto II, quien fue el encargado de presidir el primer concilio Lateranense donde se estableció elcelibato como un canon eclesiástico,basaba su alegato a favor de la norma en la primera carta a los corintios escrita por san Pablo (1Cor 7) donde el autor afirma que “el célibe se ocupa de los asuntos del señor..., mientras que el casado se ocupa de los asuntos del mundo... y esta dividido”, y por tanto el célibe es capaz de dirigir su amor a los asuntos del señor y así amar a todas sus...
tracking img