El chico del departamento de al lado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (510 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 6 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Chico del Departamento de al Lado

Otra maldita fiesta. Estaba harta de todos los días escuchar las risotadas de sus amigos, la música a full, los gritos animando a alguna persona a seguirtomando… en el momento que decidí irme a vivir a ese edificio, no sabía que tendría vecinos escandalosos, con aquel bullicio no se podía estudiar de forma adecuada. De haber sabido, ahora estaría viviendo enotro departamento.
Llevaba horas tratando de concentrarme en el cuaderno que estaba frente a mí, mi fuerte no eran las matemáticas, y con los gritos animados que sentía al lado de la pared, no sevolvía más ameno el estudio. Apreté con odio el lápiz en mi mano, y trate de calmar repitiendo en voz baja “respira, no hagas un escándalo…” pero cuando noté el aumento de volumen de la música, terminérompiendo en dos el lápiz en mi mano, convirtiéndolo en un arma peligrosa.
–Bella, harás un escándalo– Dije mientras me levantaba de mi asiento.
Salí de mi departamento, di un paso al lado y perforé conla mirada la puerta que, por un momento imaginé, llegaba a vibrar con el ruido. Golpeé tres veces la puerta y respiré sonoramente, tratando de ganar fuerzas para enfrentare al sujeto que provocaba talescándalo. Vi la puerta abrirse, y un chico que reía y miraba hacia dentro del depto. Estaba frente a mí, pero no me prestó atención. Supuse que le estaban hablando adentro. Carraspeé, tratando dellamar su atención.
–Disculpa– dije con un tono que me sorprendió que fuera tan rudo–, pero podría tratar de hacer menos…
Y en el momento que el chico se volteó a ver quién le hablaba, el discurso quehabía hecho en mi mente desapareció. Sus ojos color esmeralda me miraban con profundidad, sus perfectos labios se curvaban en una disimulada sonrisa bajo su recta y fina nariz. Su cabello cobrizodesordenado enmarcaba su pálido rostro, y su cuerpo… ¡Oh, Dios! Su cuerpo era simplemente indescriptible.
Sentí mi mandíbula moverse pero de mi boca no salió un sonido. Su sonrisa se ensanchó,...
tracking img