El circulo secreto : la iniciación

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 233 (58213 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Traducion no oficial hecha por Ussine, Lucy, Bego, y lapay

L. J. Smith

El Circulo Secreto

La iniciacion

Capitulo 1

No se suponía que debía estar caliente y húmedo en Cape Cod. Cassie lo había visto en la guía; se suponía que todo era perfecto aquí, como Camelot.

Excepto, la guía lo agrego distraídamente, por la hiedra venenosa, garrapatas, moscas verde, mariscos tóxicos, ycorrientes subterráneas de agua en el aparentemente tranquilo mar.

El libro también había advertido contra hacer caminatas fuera en las estrechas penínsulas porque la marea alta puede venir y llevarte con ella. Pero justo en ese momento Cassie hubiera dado cualquier cosa por verse varada en algún lugar alejado del Océano Atlántico-lo más lejos posible de Portia- el puente estaba del otro lado.Cassie nunca había sido tan miserable en su vida.

– y mi otro hermano, el numero uno en el equipo de debate MIT, el que fue al Torneo Mundial de Debate hace dos años en Escocia–. Portia, estaba diciendo.

Cassie sintió sus ojos llorosos de nuevo y se deslizó otra vez en su miserable trance. Ambos hermanos de Portia, fueron al MIT y a ambos les fue terriblemente mal, no sólo a nivel intelectual,sino también en las actividades de atletismo.

Portia iba a sea una menor en la escuela secundaria este año, como Cassie. Y aunque el tema favorito de Portia era Portia, ella había pasado todo el último mes diciéndole a Cassie todo sobre él.

–y entonces después de quedar en el quinto lugar en el National Forensic League Championship el año pasado, dijo mi novio, – bueno, por supuesto que irasal All-American–

Sólo una semana más, Cassie se dijo a sí misma. Sólo una semana más y después podre ir a casa. El pensamiento la llenó de repente de un anhelo que hizo que las lágrimas vinieran a sus ojos. Casa, donde estaban sus amigos. Donde ella no se sentía como una extraña, infeliz, aburrida y estúpida solo porque no sabía lo que era un quahog. Donde podría reírse de todo esto: susmaravillosas vacaciones en la costa oriental.

–Entonces mi padre dijo, –¿Por qué no solo lo compro para ti?– Pero yo dije, –No.bueno, tal vez– .

Cassie miro fijamente el océano.

No es que no fuera hermoso el Cabo. El pequeño cedro, con las casas de campo y con rosas blancas y mecedoras en el porche. Con geranios colgando de las vigas, tan lindo como una tarjeta postal.
Y el pueblo lleno decolor verde, con sus iglesias y escuelas tan anticuadas que Cassie sintió como si estuviera en otra época.

Pero cada día tenia que tratar con Portia. Y aunque cada noche pensó cosas devastadoras que hacerle a Portia, en realidad nunca le hizo ninguna de ellas. Y algo mucho peor de lo que Portia podía hacer era tener la cruda sensación de no pertenecer. De ser una extraño aquí, varados en la costaequivocada, completamente fuera de su propio elemento. California había comenzado a parecer el cielo a Cassie.

Una semana más, pensaba. Solo tienes que estar aquí por una semana más. Y luego pensó en Mamá, tal pálida últimamente y tan tranquila.una punzada de preocupación atravesó a Cassie y rápidamente la alejo de ella. Probablemente es miserable aquí, igual que tu, aunque este es su estadonativo.

Es probable que este contando los días para irse a casa igual que tu. Por supuesto que así era, y es la razón por la que su madre parecía tan infeliz cuando Cassie le habló sobre como extrañaba su casa. Su madre se sentía culpable por traer a Cassie aquí, por hacer sonar este lugar como unas vacaciones en el paraíso. Todo volverá a estará bien cuando vuelva a casa, para ambas.–¡Cassie! ¿Estás escuchándome o soñando despierta de nuevo?–

–Oh, escuchando–

–¿Qué acabo de decir?–

Cassie de debatió. Novios, pensaba desesperadamente, el equipo de debate, la universidad, el torneo de debate.
Algunas personas suelen llamarla soñadora, pero no tanto como aquí.

–Estaba diciendo que no deberían dejar a gente como esa en la playa– dijo Portia. –En especial no con perros....
tracking img