El control de esfinteres

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1011 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL CONTROL DE ESFÍNTERES

Un aspecto a tratar dentro de la adquisición de la autonomía es el del control de esfínteres. En este proceso la actitud del adulto es de notable importancia. Nunca se debe imponer el uso del orinal sino que se aprovecharán las ocasiones oportunas y el adulto manifestará que está contento si se utiliza pero que no pasa nada si no lo hace.

El proceso de adquisiciónpuede ser más o menos lento, hay niños que lo consiguen antes y otros que tardan más, dependiendo no sólo del grado de maduración física, sino de cómo se haga el proceso, repercutiendo de forma negativa o positiva en el desarrollo de la personalidad del niño.

Hemos de evitar actitudes de ansiedad. Estas actitudes nos podrían llevar a obtener resultados no deseables, comunicando nuestrasangustias a los niños. Es más ventajoso evitar ejercer demasiada presión en él, ya que cuanto más calmadamente afrontamos el problema, más aumentan las posibilidades de obtener éxito.

En la adquisición de este hábito hace falta que el adulto tenga una gran paciencia y mucha comprensión. Hay que tener en cuenta que este aprendizaje, al igual que cualquier otro, requiere un tiempo y un ritmo: nodesesperemos por no conseguir rápidamente grandes éxitos; tengamos una actitud de tranquilidad y de seguridad y veremos como, poco a poco, los niños van adquiriendo progresos.

Incluso una vez aprendido, no desesperemos por regresiones que puedan aparecer más adelante, pues en la medida que el niño se encuentre ante situaciones nuevas y por tanto inseguras, tenderá a refugiarse en etapas anterioresy conocidas; aún más, en momentos dados, utilizará el “arma” de hacerse encima para demandarnos su atención o “echarnos en cara” situaciones en las que se haya sentido frustrado.

El niño ha de tener las condiciones físicas y psíquicas apropiadas para poder entender y controlar el proceso.

Sólo se puede hablar de maduración física cuando un niño empieza a poder controlar los músculos delos esfínteres, lo que significa que es capaz de abrir y cerrar unos músculos internos muy especiales. El control voluntario sólo empieza realmente cuando un niño es capaz de distinguir las sensaciones que anteceden un movimiento de intestinos o de micción. Depende de una cierta maduración del sistema nervioso central sobre la que ninguno tiene control.

La disposición emocional es tambiénimportantísima. El sentimiento del “yo” comienza a surgir alrededor de los dos años. Por primera vez el niño se da cuenta que puede influir sobre el mundo que le rodea y sobre su propia vida. Uno de los resultados positivos de esta afirmación es el deseo de crecer. Y uno de los mejores ejemplos de comportamiento adulto que un niño puede asociar a este deseo, es el del aprendizaje del uso del aseo.Hemos de conocer que con el control del esfínteres pasará igual que con el periodo de adaptación a la escuela, en el sentido de que lo adquirirá más rápido y mejor en la medida en que nosotros como adultos confiemos en sus posibilidades y lo podamos plantear con tranquilidad, con seguridad y con confianza, haciéndonos conscientes de que es un paso que ineludiblemente el niño tiene que dar parapoder seguir creciendo.





¿CÓMO HAREMOS EL CONTROL?

Ante todo debemos establecer una actitud acogedora, segura y/o flexible, nunca exigente ni apremiándole mediante castigos, haciéndole sentir vergüenza (eres un cochino...), ni tampoco mediante el chantaje porque estaremos reforzándole que haga las cosas a cambio de algo, y él podrá después utilizar esa misma arma.

Debemos mostrarmucha alegría cuando lo consigue y no dar importancia a sus fracasos, pero sí alentarle para la próxima vez. Si le apremiamos dando importancia a que no lo consigue lo único que hacemos es transmitirle nuestra angust5ia con lo que la relación se deteriorará y producirá en el niño una sensación de confusión y pérdida de confianza: no le estaremos ayudando.

Hemos de motivarle con palabras de...
tracking img