El criterio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 318 (79384 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El criterio
Balmes, Jaume

Índice


El criterio o Capítulo primero Consideraciones preliminares
o

Capítulo II La atención

o

Capítulo III Elección de carrera

o

Capítulo IV Cuestiones de posibilidad

o o

Capítulo V Capítulo VI Conocimiento de la existencia de las cosas adquirido mediatamente por los sentidos

o

Capítulo VII La lógica acorde con la claridad

oCapítulo VIII De la autoridad humana en general

o

Capítulo IX Los periódicos

o

Capítulo X Relaciones de viaje

o

Capítulo XI

1

Historia
o

Capítulo XII Consideraciones generales sobre el modo de conocer la naturaleza, propiedades y relaciones de los seres

o

Capítulo XIII La buena percepción

o

Capítulo XIV El juicio

o

Capítulo XV El raciocinio

oCapítulo XVI No todo lo hace el discurso

o

Capítulo XVII La enseñanza

o

Capítulo XVIII La invención

o

Capítulo XIX El entendimiento, el corazón y la imaginación

o

Capítulo XX Filosofía de la Historia

o

Capítulo XXI Religión

o

Capítulo XXII El entendimiento práctico

El criterio
2

Jaime Balmes

Capítulo primero
Consideraciones preliminares §I En quéconsiste el pensar bien. -Qué es la verdad El pensar bien consiste: o en conocer la verdad o en dirigir el entendimiento por el camino que conduce a ella. La verdad es la realidad de las cosas. Cuando las conocemos como son en sí, alcanzamos la verdad; de otra suerte, caemos en error. Conociendo que hay Dios conocemos una verdad, porque realmente Dios existe; conociendo que la variedad de las estacionesdepende del Sol, conocemos una verdad, porque, en efecto, es así; conociendo que el respeto a los padres, la obediencia a las leyes, la buena fe en los contratos, la fidelidad con los amigos, son virtudes, conocemos la verdad; así como caeríamos en error pensando que la perfidia, la ingratitud, la injusticia, la destemplanza, son cosas buenas y laudables. Si deseamos pensar bien, hemos de procurarconocer la verdad, es decir, la realidad de las cosas. ¿De qué sirve discurrir con sutileza, o con profundidad aparente, si el pensamiento no está conforme con la realidad? Un sencillo labrador, un modesto artesano, que conocen bien los objetos de su profesión, piensan y hablan mejor sobre ellos que un presuntuoso filósofo, que en encumbrados conceptos y altisonantes palabras quiere darleslecciones sobre lo que no entiende. § II Diferentes modos de conocer la verdad A veces conocemos la verdad, pero de un modo grosero; la realidad no se presenta a nuestros ojos tal como es, sino con alguna falta, añadidura o mudanza. Si desfila a cierta distancia una columna de hombres, de tal manera que veamos brillar los fusiles, pero sin distinguir los trajes, sabemos que hay gente armada, peroignoramos si es de paisanos, de tropa o de algún otro cuerpo; el conocimiento es imperfecto, porque nos falta distinguir el uniforme para saber la pertenencia. Mas si por la distancia u otro motivo nos equivocamos, y les atribuimos una prenda de vestuario que no llevan, el conocimiento será imperfecto, porque añadiremos lo que en realidad no hay. Por fin, si tomamos una cosa por otra, como, por ejemplo,si creemos que son blancas unas vueltas que en realidad son amarillas, mudamos lo que hay, pues hacemos de ello una cosa diferente. Cuando conocemos perfectamente la verdad, nuestro entendimiento se parece a un espejo en el cual vemos retratados, con toda fidelidad, los objetos como son en sí; cuando caemos en error, se asemeja a uno de aquellos vidrios de ilusión que nos 3

presentan lo querealmente no existe; pero cuando conocemos la verdad a medias, podría compararse a un espejo mal azogado, o colocado en tal disposición que, si bien nos muestra objetos reales, sin embargo, nos los ofrece demudados, alterando los tamaños y figuras. §III Variedad de ingenios El buen pensador procura ver en los objetos todo lo que hay, pero no más de lo que hay. Ciertos hombres tienen el talento...
tracking img