El don de la estrella mandino

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 110 (27374 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Don de la Estrella – Og Mandino y Buddy Kaye

1

El Don de la Estrella
La vida de cada hombre es un cuento de hadas… escrito por la mano de Dios Hans Cristian Andersen

Algunos tienden a ver siempre el lado negro de las cosas; toda compasión por sí mismo les parece poca. Otros saben sonreír a los acontecimientos, son capaces de sacar optimismo del infortunio. Los primeros viven siemprebajo un cielo sombrío que presagia tormenta; Los segundos saben descubrir el brillo de las estrellas aun a través de los nubarrones más negros. Hay quien lucha con denuedo por engrandecerse, adquirir poder y riqueza. Y hay quien se propone dejar a su paso un mundo mejor del que se encontró al llegar. la nieve es una tumba fría en la que sepultan las más bellas ilusiones, donde se congelan losmás caros ensueños. Para otros es una pista tersa por la que pueden deslizarse sin tropiezos, mientras gozan de su sedante blancura que palpita en nuestro interior. Todos tenemos ojos para ver brillar luz en medio de la tormenta. Todos somos capaces de enriquecer el patrimonio del género humano

1

El Don de la Estrella – Og Mandino y Buddy Kaye

2

Los iracundos vientos del inviernollegaron prematuramente a las desoladas extensiones del reno, al norte del Circulo Polar Ártico. Por encima de sus estridentes ráfagas pudo escucharse el eco del aullido quejumbroso de un lobo solitario en medio de las densas nieblas… y aquel temible ruido, heraldo del peligro, penetró las paredes de todos los hogares y cabañas en la remota ciudad lapona de Kalvala. Tulo Mattis dejó caer su lápiz ehizo a un lado el gran libro con cubierta de piel verde. Contuvo., la respiración y escuchó. El lobo aulló de nuevo, hasta que se oyó un solo estallido, era el disparo de un rifle, a través de la tundra helada. Con un suspiro de alivio, Tulo se levantó de la mesa y avanzó cojeando con esfuerzo hacia la pequeña recámara de su hermana. Al pasar, se detuvo para acariciar la gruesa piel gris de suNikku, su perro de confianza que dormitaba indolente. --Perro -le dijo-, estás volviéndote viejo y perezoso. Todavía recuerdo cuando el aullido de un lobo, te había hecho arañar la puerta hasta agujerearla. Al acercarse a la cama de Jaana, la voz asustada de la niña salió de debajo de un cúmulo de frazadas. --Tulo, ¿oíste al lobo? --Si. Estay seguro de que tío Varno le disparó. Nada podrá jamás hacerdaño a nuestro reno, mientras él esté haciendo guardia. Y nacía podrá dañarte a ti tampoco… así que… a dormir pequeñita. El gran libro verde estaba todavía abierto cuando Tulo volvió a la mesa de la cocina. Se le acercó hasta ponerlo directamente bajo el foco sin pantalla, y leyó las palabras que había escrito para consignar su catorceavo cumpleaños… 12 de diciembre El Periodo de oscuridad hacaído ya sobre nosotros. Faltan dos meses para la salida del sol. Pero aun cuando el sol de medianoche del verano estuviera brillando, y la brecina y la vara de oro cubrieran toda nuestra Pradera, este habría sida el cumpleaños más triste de mi vida. Lo que mi hermana y yo iremos perdido en los doce últimos meses, no puede recuperarse nunca. He leído que uno puede siempre encontrar un germen defelicidad en toda adversidad, con tal que quiera buscarlo. Yo he buscado en vano, y lo Único que mis esfuerzos han logrado es un dolor en el corazón, que no quiere abandonarme. No debo perder la esperanza. Debo permanecer fuerte por el bien de Jaana. Tulo cerró el gran libro con mucha calma. Se enjugó los grandes ojos cafés, y se volvió hacia el retrato ovalado de su madre, en marco dorado, quesiempre estaba sobre la mesa. Tomó en el hueco de las manos la venerada imagen… estaba seguro de que el susurro del viento volvería a traerle una vez más el sonido familiar de su cálida voz… "Hijo mío, Dios debe tener planes especiales para ti. ¿De qué otra manera podría alguien explicar ese don tuyo de la palabra? Algún día nuestro pueblo entero honrará tu nombre, y las palabras que escribas se...
tracking img