El hombre en busca de sentido

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (920 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La importancia de creer en dios

Con respecto al libro autobiográfico, las menciones hacia dios son pocas, pero en esas pocas se menciona que los prisioneros en el campo de concentración rezabanoraciones muchas veces improvisadas, todo por la desesperación de estar en ese lugar, esperaban una salvación.
Cuando los prisioneros sentían inquietudes religiosas, éstas
eran las más sinceras quecabe imaginar y, muy a menudo, el
recién llegado quedaba sorprendido y admirado por la
Profundidad y la fuerza de las creencias religiosas. A este
respecto lo más impresionante eran las oraciones olos servicios
religiosos improvisados en el rincón de un barracón o en la
oscuridad del camión de ganado en que nos llevaban de vuelta al
campo desde el lejano lugar de trabajo, cansados,hambrientos y
helados bajo nuestras ropas harapientas.
Aquí lo más importante en mi opinión es notar que los prisioneros con el tiempo se degradaban más y más, a veces ya no les quedaban ganas de creer o nocreer lo importante era tratar de sobrevivir en aquel lugar.
Sin embargo viéndolo en el sentido general, tal vez su creencia en dios (que poco se menciona en el libro autobiográfico) los motivo unpoco para seguir adelante aferrándose a una vida de libertad que en un futuro les aguardara.
Sin embargo se puede mencionar que la religión y los ritos de esta en el campo de concentración nodesaparecían del todo, a menudo cuando se enterraban a los presos asesinados en las cámaras de gas se hacían oraciones para su descanso.
Se unió a las breves
oraciones que ofrecimos a los muertos antes deechar la tierra
sobre ellos.
Las oraciones de paz eran fervientes en aquel lugar, los prisioneros nuevos las recitaban frecuentemente.

Importancia dela dimensión espiritual

El autor nos dice que pese a todo el sufrimiento y las condiciones que se pasaban en el campo de concentración, la libertad espiritual seguía, nadie ni nada podía...
tracking img