El jardín de niños y los padres

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 31 (7741 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL JARDÍN DE NIÑOS Y LOS PADRES

Dorothy Cohen

Cuando los pequeños entran al jardín de niños, una cuestión de primordial importancia para los padres es la maestra. Los padres esperan – y tienen derecho a esperar- que sea una persona cordial y afectuosa, aunque no necesite ser abiertamente expresiva para que los niños sientan su cariño. La maestra debe aceptar y respetar a los niños, tenerinformación acerca de las etapas de desarrollo y ser sensible a las diferencias individuales que haya entre ellos. Deberá tolerar su torpeza, pero no soportar una conducta destructiva para ellos mismos o para otras personas. Deberá ser capaz de aceptar sin prejuicio s su inmadurez y hasta una conducta más madura. La maestra observará el estilo de actuar de cada niño, sus dificultades pararelacionarse, su acercamiento a los materiales, su competencia por su especie de liderazgo, y la relación con ella misma.

Una buena maestra logra que los niños pronto dejen de depender de ella, de manera que un visitante a un buen jardín de niños a mitad del año escolar encontrará que la maestra apenas se distingue entre el barullo dirigido por los propios niños. La maestra que distribuye cada pieza dematerial, que controla cada actividad diaria de los niños y que da instrucciones para hacer unos productos como línea de ensamble, para que los niños muestren orgullosamente en casa, no hace ningún bien a los niños, aun si verdaderamente los quiere y es laboriosa. Los niños tampoco necesitan que los entretengan en su escuela, que los mantengan ocupados, porque “la ociosidad es la madre de todoslos vicios”, o que los preparen para el primer grado. La vida misma es aprendizaje para los niños, y la interacción con su maestra, con otros niños y con materiales debe ser auténtica, no forzada y conducir con constancia al desarrollo en varias esferas importantes, al mismo tiempo.

Para el desarrollo del niño en la escuela es básico que la maestra comprenda los objetivos, en el corto y largoplazo, para esa etapa de la vida. La maestra deberá ser sensible a los interese que atraen a los niños, hablar con claridad acerca de los modos en que ellos aprenden y estar dispuesta a ayudarlos en el aprendizaje sin imponérseles. Esto podrá hacerlo mediante su selección de los materiales para exploración, experimentación y uso, y por la disposición y utilización de los materiales para laactividad individual y de grupo. Reflejará su conocimiento por sus elecciones en materia de literatura y música, que requieran buen gusto y calidad, así como la sencillez apropiada para esa edad. Revelará una continua preocupación `por los cambios que hagan en la abundancia y variedad de los estímulos que causen placer sensorial e intelectual. Reconocerá el derecho que tienen los niños de aplicar sufantasía en los juegos, pero insistirá en el manejo y cuidado de los materiales, así como en su devolución. La buena maestra escucha a los niños y oye lo que en realidad dicen. Apreciara toda pregunta, todo comentario y tratará de extender su significado para a el niño mediante información de apoyo, preguntas o conceptos. Al mismo tiempo que tomará en serio a los niños, hará que ellos no lo hagandemasiado, cuando un toque ligero es mejor.

La maestra tiene la responsabilidad de hacer que los padres conozcan su filosofía y sus metas, de compartir con ellos el programa en desarrollo y las experiencias de los niños. A menudo tendrá que luchar a contracorrientes con las ambiciones, demasiado miopes, de algunos padres. Es de esperar que la maestra tenga la capacidad de aclarar los efectosnegativos de la precocidad, pero aunque es probable que una buena maestra de las escuelas de hoy sea también buena en la práctica, le resultará difícil expresar en palabras las razones de su práctica.

Sabrá por experiencia que un esfuerzo prematuro por grandes logros, a menudo produce sentimientos de inadecuación y de inferioridad que no seden con los años ni siquiera ante un éxito objetivo. Por...
tracking img