El libro de mazingorth

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1409 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El libro de Mazingorth

Era Don Luis Fernando que sobre su ya fatigada bestia se dirigía hacia Villa Meque buscando su diario vivir. Sobre sus hombros, llevaba la valiosa carga que había trabajado por conseguir durante una larga noche de trabajo, una pequeña lona repleta de peces del rio Menique.

Su camino se hacia extenso y lo que parecía ser el canto de los pájaros andaban por losalrededores se hizo tenue y luego su sonido sin explicación alguno se apago. Don Luis Fernando sin tomar inquietud alguna por lo sucedido siguió su camino y al llegar a un bosque que se debía de cruzar para así llegar a su destino el clima que lo rodeaba empezó a cambiar. No había ya sonido de animal alguno y el viento soplaba con una fuerza algo extraña, Don Luis ya con sus 56 años se hacia conocer porno tener miedo de nada ni de nadie y no tubo reparo en seguir su camino alegando que simplemente se acercaba una tormenta. Fue entonces cuando por alguna extraña razón un relámpago golpeo a escasos 50 metros de donde el se encontraba, haciendo que la bestia que lo llevaba se levantara del espanto y tumbara así a su dueño. La cargado peces que Don Luis cargaba consigo se abrió y dejo salir la mitadde los peces que en ella se encontraban. AL ver esto su furia no se hizo esperar y con gran fuerza empezó a exclamar maldiciones y blasfemias a todo lo que empezó a ver moverse. Mientras recogía nuevamente su carga se dio cuenta que estaba solo, su bestia había huido por el estruendo del relámpago y simplemente su cabeza agacho, volteo a mirar y vio donde había sido el estruendo del relámpago,era extraño en ese momento por que debería de haber llamas o cenizas, pero lo único que encontró fue un espacio vacío rodeado de maleza y vegetación, como si el agua nunca hubiera tocado esa parte del bosque. Con gran inquietud Don Luis intento tocar el área afectada por aquel relámpago, pero en ese momento su brazo se estiraba y no lograba alcanzar a tocar nada, entre murmullos llenos de desazónempezó a decirse a si mismo -¿No seré capaz de hacer esto?, ¿Acaso soy un vil cobarde?- no espero mas y simplemente se lanzo al área de impacto cayendo de golpe sobre sus hombros, casi como si hubiera sido absorbido por una fuerza misteriosa con mayor fuerza que con la que se lanzo dejandolo inconciente. 

Luego de un par de horas Don Luis recobro el sentido, al abrir sus ojos lo primero q vio fueque no se encontraba en el lugar donde supuestamente habia estado por ultima vez, miro a su alrededor y no vio planta o ser vivo alguno, era un completo desierto donde se encontraba, trato de levantarse y al hacerlo escucho una voz decirle, -No lo hagas si quieres vivir...-, parecia la voz de una niña la que le decia eso, rapidamente volteo a mirar quien fue el que le habia hablado y lo primero qvio fue una niña de unos 7 años con unas trensas en su cabello y una dulce mirada a unos cuantos pasos de el, que le decia -No te levantes porfavor-, al escuchar esto, la niña le sonrio, pero al ver sus ojos se dio cuenta que en ellos habia algo extraño, su rostro denotaba ternura y dulcura pero su mirada reclamaba algo, como si quiciera ver dentro de su interior. Aquella niña empezo a acercarcea Luis lentamente mientras extendia su mano, y mientras lo ahcia una tenue sonrisa salia de su rostro. La mirada de la niña se hizo penetrante en ese momento y Luis no podia apartar su mirada de ella mientras en su mente escuchaba su voz decirle muchas cosas a la vez, el cuerpo de Luis empezo a temblar y su mano se empezo a levantar buscando alcanzar aquella niña, era extraño porque el no querialvanar su brazo, su mente se lleno de angustia, y entre mas se acercaba la niña mas sentia un deseo por salir de alli, en ese momento, estando ya apunto de tocar sus dedos se detubo el tiempo y el espacio, todo sonido que escuchaba en su mente con la voz de aquella niña se apago y cuando el temor practicamente se habia apoderado de su mente orfin su cuerpo pudo mover y sus pulmones de aire...
tracking img