El maestro de esgrima. resumen

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1233 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
RESUMEN DEL LIBRO
“EL MAESTRO DE ESGRIMA”
DE ARTURO PÉREZ REVERTE



Jaime Astarloa era un viejo maestro de armas, quien pasó por situaciones amorosas que, aunadas a su destreza con el florete, lo encaminaron a ejercer dicho arte.

Tuvo buenos tiempos como esgrimista, tanto en la enseñanza como en los duelos, pero su suerte cambio cuando surgieron las armas de fuego y la esgrima paso deser un arte a un deporte que ya casi nadie practicaba.

No obstante, Jaime Astarloa seguía fiel a sus convicciones; daba lecciones de esgrima a hijos de algunos aristócratas, ganando lo indispensable para vivir.

Luis de Ayala era un aristócrata retirado, con quien Jaime Astarloa practicaba esgrima todas las mañanas, y a quien le afamaba su adicción al juego y a las mujeres.

Astarloa teniauna vida estable, hasta que un día, toco a su puerta una joven llamada Adela de Otero, solicitando sus servicios de enseñanza; el maestro se rehusaba a instruirla, debido a sus costumbres y prejuicios, pero Adela insistió mostrando a Astarloa su conocimiento y destreza con la esgrima, además de hacer uso de su belleza y su gracia para persuadirlo, por lo que el maestro finalmente accedió y leenseño una estocada eficiente, que solo él y algunos de sus alumnos conocían; a pesar de su eficacia, Jaime Astarloa deseaba encontrar la estocada perfecta.

Adela se convirtió en cliente frecuente del maestro de esgrima, quien empezó a enamorarse de ella, lo cual le parecía ridículo debido a la diferencia de edad que había entre ellos. A pesar de las insinuaciones de Adela, Astarloa jamás se animó aacercarse a ella más de lo que la relación alumna-maestro implicaba.

Luis de Ayala supo de la joven esgrimista y pidió a Jaime Astarloa que se la presentara, a lo que el maestro se negó debido al gran amor y deseo que tenia hacia ella. Con lo que Astarloa no contaba era que Adela también deseada conocerlo así que el maestro, muy a su pesar y sin poder hacer nada al respecto, los presentó.Adela y Ayala comenzaron a salir y su relación se convirtió en más que una amistad. El maestro se arrepintió de haber dejado pasar la oportunidad de estar en el lugar de Luis de Ayala y maldecía siempre su situación.

Después de un tiempo la joven dejo de asistir a las lecciones de esgrima y, aunque el maestro la extrañaba, jamás pregunto más de lo que Ayala le contaba.

Por varios díasAstarloa noto raro a Luis de Ayala, en ocasiones cancelaba las lecciones de esgrima; Astarloa pensó que era por la situación política en la que se encontraba el país, cosa que no le importaba en lo más mínimo.

En alguna ocasión, el maestro se encontró con Adela de Otero, quien estaba con un hombre que no era Ayala, la joven se percato de su presencia y huyo sospechosamente. A lo que a Astarloa no lecauso más que inestabilidad emocional.

Un día, Ayala confió al maestro unos documentos para que los guardase; tenía una actitud extraña, el maestro no le comento lo de Adela.

Días después, Jaime Astarloa llego como de costumbre a casa del aristócrata para practicar esgrima y se encontró con el asesinato de éste.

La policía le hacia preguntas al maestro acerca de Luis de Ayala, pero élestaba pasmado con la escena: era evidente que a Ayala lo mataron con su estocada. Pensó en Adela, ella fue la ultima persona a quien enseño la estocada, le vino a la mente la escena de ella con el otro hombre. Pensó en que podrían inculparlo a él, y pensó también en los documentos que Ayala le había dado. No declaro nada y se fue a casa.

Después de pensarlo mucho abrió el sobre y leyó lascartas que había dentro, todas hablaban de asuntos políticos que no entendía. No quería dar parte a la policía, así que decidió investigar por su cuenta.

Cárceles era un contertulio suyo que conocía bien del tema, y aunque no le era de absoluta confianza, era su único apoyo en ese momento, así que le pidió que leyera los documentos y le dijera de qué trataban.

Esa noche, tocaron a la puerta...
tracking img