El miedo y la literatura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 9 (2166 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 25 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El miedo y la literatura
Universidad de Los Andes RESUMEN Definir el miedo desde el punto de vista ontológico y su incursión en el plano de la estética es el objeto de este artículo. El miedo parece brotar de la condición más humana: la fragilidad. Además, el sentimiento del miedo es el signo más visible de “la inquietud de sí”. El miedo significa el desorden, lo desconocido frente al orden y labelleza. La Modernidad literaria logra encarnar ese territorio de la alteridad y la diferencia. El miedo penetra en su dominio de la mano de lo siniestro y aliándose al sentimiento de lo fantástico. Palabras clave: Miedo, fragilidad, siniestro, Modernidad.

Víctor BRAVO

ABSTRACT Defining fear from an ontological point of view and its presence in the realm of aesthetics is this article’sobjective: fear apparently emerges from the most human condition: fragility. Moreover, the feeling of fear is the most visible sign of “anxiety about the self.” Fear implies disorder and the unknown in opposition to order and beauty. Literary modernity manages to give life to this territory of otherness and difference. Fear penetrates its dominion along with the sinister and in the company of thefeeling of the fantastic. Key words: Fear, Fragility, The Sinister, Modernity SUMARIO: 1. La condición frágil y el orden. 2. La belleza y lo terrible. 3. La identidad y la diferencia. 4. El miedo en la modernidad. 5. Bibliografía mínima.

Fear and Literature

El miedo parece brotar de la condición más humana del humano ser: su condición frágil. Ricoeur ha señalado esa condición como la razón delmal en el mundo, pero el mal no es sino la más extrema expresión del estremecimiento que recorre la posibilidad misma de la vida, como el signo más visible de lo que Foucault ha denominado «la inquietud de sí»: el sentimiento del miedo. Si el miedo se encuentra en la raíz de la condición humana lo es porque el primer reconocimiento de toda conciencia es el desamparo; y la fatalidad abismal de lamuerte. Ante las aristas de esos absolutos el ser humano busca un orden protector. Por ello dirá Musil que el hombre no sabe vivir sino según un orden. Ese orden proporciona horizontes de presuposiciones y normalidad, y se cohesiona en la tendencia identitaria de sus elementos, establece correspondencias entre
Anales de Literatura Hispanoamericana
2005, 34, 13-17

LA CONDICIÓN FRÁGIL Y EL ORDENISSN: 0210-4547

Víctor Bravo

El miedo y la literatura

esas tendencias identitarias y el bien y la moral; y conquista un lugar: el punto medio aristotélico, desde donde enuncia en una gramática de certezas y sentido teleológico. El orden fuerte y cohesionado es, en primer lugar, el orden religioso, que proporciona «un sentido de la vida», en un vivir moral y en un morir para latrascendencia. Es el orden de las «sociedades encantadas», según la expresión de Weber; de sociedades plenas de sentido, según Lukács. En esas sociedades el sentido de la vida es un programa o proyecto determinado por Dios o los Dioses, y el miedo sufre el interdicto social. El miedo marcado por este interdicto deviene «cobardía», en contraposición a la «valentía», y al sentido del honor que estoconlleva. En este horizonte nace la figura del héroe y su arco de aventuras, que va de la épica a la novela de caballerías, géneros donde la primera actitud ética es el destierro del miedo. La filosofía y la antropología observaron tradicionalmente una relación articulada de ese hombre con la totalidad, por lo tanto la experiencia de una plenitud. Hoy es posible ver en ese hombre algún tipo de angustia,algún estremecimiento de miedo ante los dioses y lo desconocido. Ese miedo parece acompañar la intensidad del ritual, la decisión del sacrificio. En El entenado (1964), por ejemplo, novela del escritor argentino Juan José Saer, ese miedo se incuba en el ritual antropofágico que garantiza, a duras penas, la persistencia del mundo. También es posible ver el «miedo» del hombre que se resiste al...
tracking img