El nuevo patrimonio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1631 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Informe Nº 1

Ya es sabido que a mediados del s. XIX, los objetivos de la Ilustración se vieron ampliamente descontrolados. Las Disciplinas poco a poco lograron un nivel tan amplio de profundización que la sociedad se vio antecedida por el desarrollo de la modernidad. El progreso, como mártir del ideal moderno, contrajo una serie de eventos en pos de la “democratización de lainformación”, como el desarrollo urbano, industrial y económico, entre otros, que asentaron las bases de la Globalización.
Tomando el caso de la ciencia, por ejemplo, el gran avance de sus investigaciones, compenetrado con las necesidades cada vez más significativas que surgían de un mundo descentralizado y acrecentado de población, constituyó el devenir de las revoluciones industriales y tecnológicashacia el s. XX. El consumismo en masa y la sistematización, fueron consecuencia de este suceso que armó el panorama de la producción, no tan solo para la industria, sino también para diferentes quehaceres relacionados con la vida moderna. El Arte, no fue un caso aislado. Primeramente con la fotografía y luego con el cine y las grabaciones de audio, constituyeron un desarrollo mecanizado de la materiaprima del arte, reemplazando la manufactura del autor por la producción en serie de la máquina. La reproductibilidad técnica, dada por la tecnología, permitió la existencia de la copia que se utilizó como medio de difusión de la obra de arte dentro de un paradigma globalizado.

“Todo el mundo sabe cómo es la Gioconda y el David de Miguel Ángel, ¿no es cierto? Se reproducen con tantafrecuencia que tal vez tengamos la sensación de conocerlos aunque no hayamos estado nunca en París ni en Florencia.”
(Freeland, 2004: p.185)

Como dice Cynthia Freeland en su texto Pero ¿esto es arte?, la reproductibilidad técnica llega a tal punto de invadir los rincones más alejados de la obramisma, permitiendo “una democracia de imágenes”, como ella le llama, donde no existen fronteras territoriales, de lenguaje, de época ni de clase. Si bien, este proceso de democratización entrega las mismas posibilidades de conocimiento cultural a las personas, no acarrea nada positivo para la obra artística anterior a la reproductibilidad sin intención de hacerse conocida o lograr unacomercialización masiva. Cuando Walter Benjamin habla en su texto acerca del “desmoronamiento del aura”, anuncia la desvaloración que se tiene de la obra de arte en cuanto a su preponderancia como bien cultural. Sucede por la separación que hace la reproductibilidad del medio en como se manifiesta una obra de arte, – ya sea imagen, acción o sonido que se sobreexplota como objeto comerciable –, con su “estarahí”. Martín Heidegger se refiere a esta separación en su texto El origen de la obra de arte:
“El derrumbamiento de un mundo o el traslado a otro es algo irremediable, que ya no se puede cambiar. Las obras ya no son lo que fueron. No cabe duda de que siguen siendo ellas las que contemplamos, pero es que ellas mismas son esas que han sido. Como esas que ya han sido, nos hacen frente en el ámbitode la tradición y la conservación. A partir de ese momento ya sólo pueden ser tales objetos. Ciertamente, su manera de hacernos frente es todavía consecuencia de su anterior modo de subsistencia, pero ya no es exactamente eso mismo. Eso, ha huido fuera de ellas. Toda empresa en torno al arte, hasta la más elevada, la que sólo mira por el bien de las obras, no alcanza nunca más allá del ser-objetode las obras.” (Heidegger, 1996: p.16)
La obra de arte, por ende, se configura a través de una experiencia artística donde su existencia tiene conexión con su contexto que a la vez le otorga las bases para su estar ahí, una retroalimentación positiva. Cuando las técnicas de reproducción, como la fotografía o el video...
tracking img