El oyente bien dotado. aaron copland.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (973 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Reporte de lectura de “El oyente bien dotado“ de Aaron Copland. Capítulo primero del libro “Música e imaginación“.

Partiendo de la premisa de que “El espíritu libremente imaginativo se halla en laesencia de toda creación y audición musicales“ Aaron Copland da comienzo al primer capítulo de su libro “Música e imaginación“. Según el autor, ésta imaginación es necesaria para cualquier creaciónartística, aunque en la música enfatiza que se acentúa por su naturaleza libre, abstracta e ilimitada, ya que el argumento, la figuración pictórica, la regularidad métrica o la estricta limitación dela estructura restringen su funcionamiento intuitivo a la mente imaginativa.

El significado de la música tiene lugar únicamente en la medida en que se le concede libre juego a la imaginación, yésta, en el oyente bien dotado es la más rica. La aptitud de escuchar se posee en distintos grados, según Copland son dos los requisitos primordiales para escuchar: el primero, la habilidad para abrirse así mismo a la experiencia musical, y segundo, la habilidad para valorizar de manera crítica dicha experiencia. Ésta aptitud puede disciplinarse y desarrollarse y su recompensa no es material, dehecho, escuchar es la propia recompensa, reconocer la belleza cuando se ha dado con ella.

El oyente bien dotado de Copland deberá ser también musicalmente lego, éste tipo de oyente no se sabe cómoresponderá al estímulo musical, a diferencia del profesional, que es consciente do los misterios de los sonidos al tiempo que conoce el trabajo humano que concierne a toda creación. Éste oyente biendotado, o aficionado sensible, al estar libre de los prejuicios y preconceptos, es a veces la mejor guía para reconocer la auténtica calidad de una obra musical. Un oyente ideal sería el que encarnara ladual personalidad de la preparación profesional con la inocencia del aficionado intuitivo. El oyente ideal también, por encima de cualquier otra virtud, poseería la habilidad de entregarse al poder...
tracking img