El parentesco entre los azande

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3036 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Parentesco entre los azande en la antigüedad: costumbres y normas hasta comienzos del siglo XX.

Términos de parentesco en la antigua sociedad azande: la deshonra del empleo del nombre propio.
Los azande basaban sus relaciones sociales en términos de vínculos de sangre, ocupando el parentesco un segundo plano que, sin embargo, también podía ser relevante. El parentesco de un hombre con elhermano mayor de su padre era considerado parentesco auténtico. Mientras vivía el padre verdadero, era éste el encargado de cuidar al hijo, que denominaba a su tío “hermano mayor de mi padre”. A la muerte del padre natural el hijo debía ponerse bajo tutela de sus tíos paternos (si no eran robados por la familia materna, caso que, como veremos, era también habitual) pasando estos a ser considerados“padres”.

Lo mismo ocurría con las hermanas de las madres: eran consideradas “hermanas de la madre” y “madre” a la muerte de ésta, aunque esta maternidad se podía asumir sólo de hecho y nunca de derecho.

Los azande mostraban respeto a sus parientes con los términos “madre”, “padre”, “hermano de mi padre / madre”, “abuelo” y “abuela”. Los parientes políticos de edad avanzada eran tambiéndenominados “parientes políticos”, siendo quizás los suegros los que inspiraban mayor respeto. Para el resto de las relaciones se utilizaba el nombre propio, que indicaba un grado de respeto menor que el de los términos indicados. En el caso de las mujeres, también debían llamar “hermano” a sus hermanos, lo que no ocurría a la inversa (es decir, los hombres podían usar el nombre propio de sus hermanas).El sistema de matrimonio azande: regulación de las tareas y pagos.
El matrimonio entre los azande era concertado entre el novio y los padres de la novia. Cuando un hombre quería desposar a una mujer, lo normal era ir a visitar al padre o madre de ésta para contar con su apoyo. Como en muchos más aspectos de la vida cotidiana, lo normal era preguntar al oráculo sobre lo conveniente o no de launión. Tras la consulta, en caso de haber obtenido una respuesta positiva, el futuro marido debía entregar lanzas a su futura familia política en concepto de pago por los servicios de la esposa recién adquirida y de la futura descendencia que ésta le otorgaría. De este modo se obtenía el consentimiento del que sería su suegro y se podía proceder a la unión, tras la cual la mujer pasaba a vivir en lacasa del marido, con sus otras mujeres. La visita a la casa paterna le estaba permitida a la esposa hasta el momento en que ella tenía el primer hijo.

El pago con lanzas se realizaba, como hemos dicho, en concepto de pago por los servicios de la mujer, que al convertirse en esposa adquiría las obligaciones de preparar la comida, sacar agua, recoger leña para el fuego, barrer las cenizas,calentar agua para el aseo del marido y fabricar cerveza. El matrimonio giraba en torno a este pago, estableciéndose un complejo sistema de normas de aceptación y devolución en casos de divorcio, muerte, falta de descendencia, etc., que se podrían resumir en lo que sigue:

- Un hombre se comprometía con una mujer colocando una sortija o un cuchillo en la cabaña de ella (la de su padre). Cuando lamujer era adulta, el hombre debía pagar diez lanzas para mantener el compromiso y después, cuando éste era mayor como para fundar un hogar propio, pagaba otras diez lanzas a la familia de su futura mujer y ésta era entregada al instante a su marido. Algunos padres entregaban a su hija una vez llevado a cabo el primer pago, confiando en la honradez del marido para cumplir lo prometido y efectuar elsegundo pago. No obstante, lo habitual era esperar a haber recibido éste para dejar a la hija marchar a casa del marido y consumar la unión.

- Los príncipes seguían esta misma norma de las veinte lanzas, salvo que en este caso, se podían entregar todas juntas en el momento de ir a adquirir a la futura esposa.

- Para casarse con la hija de un príncipe, era necesario entregar...
tracking img