El pasado y el ombligo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1159 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El pasado y el ombligo

Se aparecen los fantasmas de Peña Nieto, Calderón y AMLO. El pasado de Alejandro Encinas, Eruviel Ávila y Bravo Mena.
Ricardo Alemán

En la jerga política el tema del pasado de los integrantes de la llamada clase política —desde santones hasta el más humilde—, se resume en un simpático refrán. “El pasado es como el ombligo, todos tienen uno”.
Es decir, que unpolítico puede escalar posiciones, aparecer como el bueno de la película o aparentar las más formidables bondades ante los electores. Pero, al final de cuentas, no puede engañar a todos todo el tiempo. ¿Por qué?
 Porque su pasado lo persigue, es parte de él o ella y, en cualquier momento, ese pasado los puede condenar.
Vale el tema, porque luego del primer encuentro de los candidatos al gobiernomexiquense —en Televisa con Denise Maerker—, el pasado de Alejandro Encinas, de Eruviel Ávila y Luis Felipe Bravo Mena, marcó las escasas pero importantes pinceladas de debate que ofrecieron.
Es decir, que a los aspirantes mismos, al “respetable” y para efectos mediáticos, lo más controvertido de la contienda resultó la dependencia que tienen los candidatos de sus respectivos jefes políticos y, porsupuesto, el papel que éstos jugarán en la contienda por el gobierno mexiquense.
Los azules van por Peña.
No es extraño, por eso, que Luis Felipe Bravo Mena haya lanzado buena parte de sus baterías no contra Eruviel Ávila, sino contra el gobierno de Enrique Peña Nieto, de cuyas fallas, errores, deficiencias y omisiones —ciertas o falsas—, el ex presidente del PAN pretende sacar una rentable rajapolítica. Y es que Bravo Mena sabe que sus potenciales votos —además de su 18% de preferencias—, no están entre los convencidos de votar por el PRI y por Eruviel Ávila, sino entre los inconformes con el gobierno de Peña Nieto.
Por eso, cuestionó la inseguridad la violencia, los robos, el desempleo y hasta el clima en el Estado de México. Y es que su juego y su jugada no están sólo en la intenciónde debilitar a Eruviel Ávila —y tampoco en demeritar sus propuestas de gobierno—, tanto como golpear a Peña Nieto, para arrebatarle votos al otro aspirante opositor, Alejandro Encinas.
En pocas palabras, que tanto el candidato de la derecha como el de la izquierda parecen convencidos de que el mejor voto es el proveniente del desprestigio del gobierno de Peña Nieto y el debilitamiento de sucandidatura presidencial, no el voto que le pudieran arrebatar al PRI.
De no ser esa la estrategia, ¿por qué razón el fantasma de Peña Nieto fue uno de los que más estuvieron presentes en las pinceladas de debate que vimos en Punto de Partida? ¿Por qué el fantasma de Peña Nieto recorre las campañas de Alejandro Encinas y Luis Felipe Bravo Mena?
 Pero tampoco es una novedad para nadie que laselecciones del Estado de México son —en los hechos—, el circo romano en el que azules y amarillos intentan que las fieras acaben con su odiado competidor rumbo a 2012: Peña Nieto.
Es decir, que el pasado político de Eruviel Ávila, su pertenencia al grupo de Peña Nieto, su vínculo como heredero del grupo Atlacomulco, podrían ser una pesada losa para el candidato del tricolor.
Incluso algunosmalquerientes de Peña dicen que el pasado de Eruviel podría ser la piedra de sacrificio del más aventajado presidenciable.
Calderón le pesa al PAN.
Pero el que esté libre de pasado, que aviente la primera acusación. Resulta que en el mismo debate, Eruviel Ávila demostró que la mayor debilidad de Bravo Mena está en su pasado como jefe nacional del PAN y como secretario particular del presidente FelipeCalderón.
En realidad, cuando Eruviel Ávila recordó ese pasado, punzó de tal manera en el candidato del PAN, que éste se sacó de quicio.
Y es que Bravo Mena podrá cuestionar el gobierno que quiera —del PRI o del PRD—, pero lo cierto es que la eficacia de su crítica de poco o nada servirá ante las cuestionables gestiones presidenciales de Vicente Fox y Felipe Calderón.
También en este caso podemos...
tracking img