El perseguido

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 465 (116012 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Kurt Sonnenfeld

El perseguido

¿Qué vio?, ¿qué sabe?
Un agente norteamericano revela
la verdad del 11-S, y las razones
de su exilio y persecución
en Buenos Aires

Planeta

Diseño de cubierta: Departamento de Arte de Editorial Planeta
Diseño de interior: Orestes Pantelides

© 2009, Kurt Frederick Sonnenfeld

Derechos exclusivos deedición en castellano
reservados para todo el mundo:
© 2009, Grupo Editorial Planeta S.A.I.C.
Publicado bajo el sello Planeta®
Independencia 1668, C 1100ABQ, Buenos Aires, Argentina www.editorialplaneta.com.ar

2a edición: noviembre de 2009
1.500 ejemplares

ISBN 978-950-49-2057-1

Impreso en Primera Clase Impresores,
California 1231, Ciudad Autónoma de Buenos Aires,
en el mes denoviembre de 2009.

Hecho el depósito que prevé la ley 11.723
Impreso en la Argentina

Ninguna parte de esta publicación, incluido el diseño de cubierta, puede ser reproducida, almacenada o transmitida en manera alguna ni por ningún medio, ya sea eléctrico, químico, mecánico, óptico, de grabación o de fotocopia, sin el previo permiso escrito del editor.

A Paula, Natasha y Scarlett: mifortaleza y mi razón de ser.

A mi madre y mi padre, Gene y Bonnie Sonnenfeld,
quienes me dieron la vida dos veces.

Capítulo 1

Martes negro

-¿Estás mirando CNN?
Miré el reloj, eran casi las siete de la mañana. La pregunta tan abrupta como inesperada era de mi jefe en FEMA, John. Estos llamados nunca fueron fáciles, incluso después de nueve años no me terminaba deacostumbrar a ellos. Últimamente la cosa parecía venir cada vez más complicada porque me mandaban directamente, y sin aviso previo, a zonas de desastre de las que todo el mundo trataba de escapar. Una y otra vez tenía que ser testigo de la destrucción. Ver gente que sufre, enfrentarme con vidas devastadas.
-No, John -contesté-. ¿Qué pasa?
-Encendé el televisor y poné CNN.
Lefaltó decir que era «una orden». John tenía una energía casi infinita, nunca se cansaba. En todo caso, una taza más de café y volvía a la carga. Pero esa mañana pude detectar un poco más de excitación, algo más de adrenalina, en el tono de su voz. Escuchaba cómo hablaba con otras personas en la oficina mientras esperaba que yo encendiera la televisión. Todavía medio dormido encontré el control remotoen el suelo junto a la cama y apreté el botón.
-¿Ves?
Ahí estaba lo que mi jefe quería que viera: «Pequeño avión se incrusta en el World Trade Center».
La Federal Emergency Managment Agency, más conocida como FEMA, es la agencia gubernamental que se hace cargo de las catástrofes, los desastres naturales -y no tan naturales- que ocurren en los Estados Unidos. Suceden muy amenudo, mucho más que en la mayoría de los países. Pero para que FEMA entre en acción es necesario que el desastre exceda la capacidad del Estado en el que ocurrió. Y un avión «pequeño» que se estrella contra un edificio no es suficiente para llamar a FEMA.
-Estamos siendo atacados -explicó John como anticipándose a mi pregunta.
-¿Qué?
Algo no estaba bien. Nuestro país eraa prueba de balas. Todos sabíamos eso. Éramos la única potencia mundial: impenetrables. ¿Por qué un avión pequeño que se estrella contra un rascacielos implica que estamos siendo atacados?
-No sé, estamos investigando. Vas a tener que ir a Nueva York.
Nada de información. Nada más que la orden de irme sin saber por cuánto tiempo y nada más que con unos minutos para empacar. Cadavez que me asignaban una misión de este tipo pensaba lo mismo, una frase popular hecha pero que se aplica en estos casos: los tontos corremos hacia donde los ángeles huyen.
En la pantalla del televisor podía ver a los oficinistas aturdidos y oscurecidos por el humo que se asomaba por el corte profundo que el choque del avión había provocado en uno de los costados de la Torre Norte....
tracking img