El porfiriato

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4164 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Porfirio Díaz: militar y político
"Desde muy joven aprendí a obedecer como soldado y ambicioné mandar como caudillo para luchar hasta morir o liberar al pueblo; pero ya desde entonces soñé con una paz firme y completa, fundada en el perdón y en el olvido. Por conquistar la paz hice la guerra. Fui a los combates porque fue preciso; pero más que la gloria y los laureles, amé siempre el trabajo yel progreso. Mis ideales fueron todos de paz, de libertad y de grandeza, para mi Madre Patria: todo para ella." Porfirio Díaz en el exilio

La historia oficial no sólo está hecha de forma que los personajes un tanto más incisivos política, económica, cultural o socialmente sean vistos como grandes héroes por las masas, que los hechos históricos sean clasificables por fechas, sus significados yaportaciones históricas, y que incluso las batallas sean más importantes que las guerras sólo porque fueron ganadas en el territorio del que arma la historia oficial; sino que ésta historia está hecha como una historia popular: una novela con una trama cerrada, con personajes que son completamente buenos o completamente malos, con escenarios, vestuarios y paisajes, y personajes fáciles de reconocerpor sus grandes bigotes, pistolas y charreteras. La historia oficial que trato es la Mexicana, que está adecuada para ser enseñada desde la primaria, con el fin maniqueo y un tanto maquiavélico de enseñar la historia a las mentes sin criterio como el evangelio mismo del mexicano, para que cuando se tenga la edad suficiente de tener criterio, éste se vea amedrentado por los prejuicios que se le hanimpuesto al mexicano desde niño. No sólo eso: la historia oficial mexicana tiene la característica de estar ligada con la educación moral del mexicano, moral que ha estado desde hace más de 4 siglos, armada en base a la moral católica. De ello se desprenden las evocaciones morales que se hacen evidentes una y otra vez en la enseñanza evangelizadora de la historia: personajes buenos y malos, quetenían buenas o malas intenciones,

o que tomaron decisiones que debieron o no haber tomado porque su pueblo se veía afectado. Tenemos entonces a un Benito Juárez heroico, con sus leyes de reforma, un cura Miguel Hidalgo que levantó un movimiento popular a nivel “nacional”, enarbolando, en la educación primaria y secundaria, las banderas de “libertad y justicia al pueblo”, y todavía en nivelbachillerato, llega el mismo Miguel, enarbolando, ahora de manera madura, las banderas de “patria e identidad criolla” y un Porfirio Díaz que militarizó “para mal” a México, sólo porque fue un dictador, dejando de lado, claro, el proyecto económico de nación que don Porfirio tenía en mente, proyecto por cierto, que no fue bien llevado a cabo.

Buenos y malos. Apreciaciones subjetiva. Sesgos derazonamiento.
No se debe olvidar que la entrada histórica de México en la cultura occidental, es de cierta forma una vertiente de la historia española, y que todo lo español tiene la médula uncida de catolicismo. Por lo tanto, todas las decisiones que en México se deberían de tomar, tanto educativas, como políticas, económicas, culturales, etc., deberían ser vistos a través del catalejo retorcido dela moral católica. Lo que debería dar otra perspectiva a éste pasaje de las memorias de Díaz como exiliado: “Cuando en febrero de 1909 llegó a mis manos un ejemplar de La sucesión

presidencial en 1910, acompañado de una carta de Madero, miré con tedio aquel
libro, sus palabras y su pretendida acción política. Si bien en su carta alababa mis logros económicos, se atrevió a criticar elsacrificio de la libertad política en aras de la paz, el orden y el progreso. Apuntó que mi permanencia en el poder amenazaba a las instituciones y la independencia. Este señor se valió de mis declaraciones hechas a James Creelman; utilizó mis palabras para acrecentar su prestigio. ¡Estúpido de mí que con mis errores fui contribuyendo a su causa!” 1. Francisco Madero, como un hombre hecho y derecho con...
tracking img