El rey

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (932 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Oliver Bowden
ASSASSIN’S CREED. LA HERMANDADLos acontecimientos de los últimos quince minutos extraordinarios, que podrían haber sido quince horas, incluso días, por lo largos que se hicieron,pasaron, una vez más, a toda velocidad por la cabeza de Ezio mientras se tambaleaba y su mente daba vueltas, desde la bóveda de la Capilla Sixtina.

Recordaba, aunque le parecía un sueño, que en lasprofundidades de la cripta había visto un enorme sarcófago hecho de lo que parecía ser granito. Al acercarse, había empezado a brillar, pero con una luz acogedora.

Tocó la tapa y se abrió, ligeracomo una pluma. Surgió una cálida luz amarilla y del interior de aquel resplandor apareció una figura, cuyos rasgos Ezio no pudo distinguir, aunque sabía que estaba frente a una mujer. Una mujer deestatura antinatural, que llevaba un casco y en cuyo hombro derecho portaba un cárabo. La luz que la rodeaba le dejaba ciego.

—Saludos, Profeta —dijo, llamándole por el nombre que misteriosamente lehabían asignado—. Llevo diez mil millares de estaciones esperándote.

Ezio no se atrevió a levantar la vista.

—Muéstrame la Manzana.

Con humildad, Ezio se la ofreció.

—Ah. —Su mano acaricióel aire por encima del fruto, pero no lo tocó. Resplandecía y latía. Sus ojos se clavaron en él—. Debemos hablar.

Ladeó la cabeza, como si estuviese reflexionando sobre algo, y Ezio, al levantarla vista, creyó ver un atisbo de sonrisa en su rostro iridiscente.

—¿Quién eres?

—Tengo muchos nombres. Cuando... fallecí, era Minerva.

Ezio reconoció el nombre.

—¡La diosa de la sabiduría!El búho en tu hombro. El casco... Por supuesto.

Inclinó la cabeza.

—Los dioses a los que adoraban tus antepasados ya no existimos. Juno, la reina de los dioses, y mi padre, Júpiter, el rey,...
tracking img