El símbiolo del fetiche

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1537 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El hombre es un animal simbólico. Es esta propiedad la que lo aleja y lo configura por encima del resto de la especie animal. Aunque algunos animales hayan podido desarrollar esta capacidad en un estadio incipiente no han logrado alcanzar el nivel de abstracción conseguido por el hombre, quedando esa capacidad, únicamente, en la utilización de símbolos motivados.

El lenguaje es el últimopaso en el desarrollo de esta capacidad, pero aunque el lenguaje es relativamente nuevo dentro de nuestro proceso evolutivo, el cerebro no. El cerebro es muy antiguo y complejo. Aúna contenidos de todos nuestras etapas evolutivas a través de su naturaleza trinitaria. Tres cerebros en uno que interactúan dando sentido a la realidad con un fin único: capacitar a la especie para la supervivenciaeligiendo la mejor adaptación al medio.

A través del lenguaje el hombre consigue una representación mental de la realidad, consigue atraparla, hacerla suya y así poder trascenderla. Dar sentido a lo que le rodea.

El fetiche participa de esta capacidad simbólica, es en origen la representación de un deseo, sacar hacia el exterior una emoción, por tanto, está firmemente anclado en nuestro cerebrounido a la comprensión de las emociones.

Las primeras representaciones pictóricas hechas por el hombre son también un fetiche y están relacionadas con el carácter religioso y sagrado, lo numiso. El reflejo, la imagen de un deseo hacía por sí mismo que la imagen mental se convirtiera en realidad y en ese momento la realidad más importante que debía aprehender estaba relacionada con la caza paraexhorcizar el miedo a perder la vida en el intento, al mismo tiempo que se aseguraba por el efecto mágico del fetiche la posibilidad de encontrarla.

El fetiche sexual aparece con posterioridad porque el orden de las necesidades primordiales para el hombre son en primer lugar la seguridad, luego la manutención y después la procreación. Conseguida cierta estabilidad y asegura la comida medianteel cultivo surge el sentimiento religioso unido a la fecundidad.
Al igual que todas las representaciones artísticas del hombre, el fetiche ha evolucionado y se ha sofisticado. En un primer momento los fetiches sexuales no son representaciones del elemento fálico sino muy al contrario es la representación de los órganos femeninos como símbolos de la creación, una metonimia que representa la partepor el todo.

Las primeras manifestaciones religiosas no estaban dirigidas a la adoración del macho sino a la adoración de la Gran Diosa, Anath, que simbolizaba la nutrición y la abundancia, la maternidad sagrada:

Antes de que el hombre (macho y hembra ) identificara la función primordial del macho dentro de la procreación era la mujer el objeto al que debían adorar porque en ella seconcentraba el milagro de la vida. De esta manera surge la imagen mental del deseo sexual unido a un objeto. El deseo se cosifica mediante el fetiche, el objeto-fetiche simboliza esa realidad mental exteriorizada que deben conseguir y lo sacralizan de la misma manera que antes se había sacralizado la caza y el alimento. Tanto hombres como mujeres adoraban a la Gran Diosa a través de una metonimia,las venus prehistóricas, que eran portadoras de protuberantes rasgos de feminidad.
Esto tiene una enorme importancia para la evolución de la psique del ser humano y se puede entender entonces por qué la mirada de la mujer se dirige hacia sí misma. La mujer se autocontempla delante del espejo, adora su propio cuerpo como un objeto delante del espejo, teniendo que aprobarse para luego buscar laaprobación del macho. Al mismo tiempo el macho objetualiza también el cuerpo de la mujer centrando su mirada en partes y no en el conjunto. Necesita fragmentarla para buscar esa imagen ancestral a la que adoraron durante milenios. El culto a la Gran Diosa, a los atributos femeninos, está presente durante toda la prehistoria y parte de la Historia Antigua.

La evolución del fetiche sexual está...
tracking img