El ser

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1711 palabras )
  • Descarga(s) : 46
  • Publicado : 17 de febrero de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Lo que voy a tratar, es el fruto de lo que en estos últimos meses he comprendido con respeto a la Humanidad, a su forma, a si de verdad somos enteramente racionales o no a raíz del hecho de mayor irracionalidad posible, que nos confiere una libertad esclava de dicha irracionalidad y que comprenderéis al finalizar este ensayo.
Toda mi vida he buscado los polos positivos a través de un peculiarraciocinio, que de mi intelecto surgía. La importancia es de lo que se dice, no tanto como la de cómo se dice, pese que este último aparte embellezca el contenido del mensaje. Todo es desarrollado por nuestras mentes acorde con nuestros deseos, pero esos deseos no siempre se cumplen, porque la causa incausada, el supremo ente, no actúa como motor de los apeteceres humanos. Por ello, formamos unatrágica visión del mundo, no según el planteamiento de Buero Vallejo de inquietar y curar (que es muy válido para propósitos de los que no hablaré), sino que conforma una tragedia neoclásica donde somos pasto de los irracionales delirios del porvenir, porque si hay o no un ente denominado por los filósofos como motor inmóvil, causa incausada..., es discutible, pero no lo es nuestra condición, ya seapara bien o para mal dentro de los designios del raciocinio animal, en nuestro caso supeditado a un raciocinio e intelecto mayores.
El ser humano es racional si miramos la capacidad de raciocinio, pero analizando la esencia misma de este ser humano, nos encontramos con que hallamos partes irracionales, por lo que considero al ser humano como conjunto de cuatro dimensiones clasificables en dos, queOrtega y Gasset llamaba yo y circunstancias, pues él afirmaba que él era él y sus circunstancias. Yo considero al ser humano como acto (presencia de la vida misma), como forma (distinción singular de esa vida), como personalidad (reflejo externo del alma y la esencia del individuo) y como causa ajena (que es el mundo visto a través de los sentimientos). Las tres primeras las englobo en el yoorteguiano y la última en las circunstancias.
El raciocinio del que hablaba hace un momento, es lo que nos confiere la cuarta dimensión: la de lo social, donde las otras tres dimensiones confluyen y se unen en la cuarta, que son los lazos afectivos tanto a nivel familiar como a nivel interpersonal, y es nuestra verdadera razón de ser, lo que en verdad nos caracteriza y gracias al cual nos convertimosen seres humanos, pues son la base de un ser determinado por lo social, como es nuestro caso.
Puede incluso sonar paradójico juntar un ámbito irracional-sentimental con el ámbito racional-moral del hombre, mas cierto es que no somos homogéneos compuestos sino que somos tremendamente heterogéneos incluso en nuestro interior; mas es por todos sabido que esa cuarta dimensión de la que hablo es laque, colectiva e individualmente nos define e incluso nos marca un parámetro predefinido de conducta, supeditado a lo que Ortega y Gasset llamaba circunstancias circunstanciales al yo, que conforman el eje central de un complejo motivo cuyo estudio resulta también un poco arduo.
Esta reflexión nace de la tragedia en esta cuarta dimensión, en la que sin haber un supremo ente, sí hay un motor quecausa lo demás, y es el amor, que se puede manifestar de muchos modos distintos y que conlleva repercusiones distintas.
Estas tragedias representan los límites humanos cuando se hacen patentes, pues somos finitos, banales y no podemos modificar el destino porque este no está predefinido, por lo que la búsqueda del objetivo final del hombre puede no ir por el camino deseado, por lo que entra enjuego la resignación, que es buena solución si con tu vida quieres proseguir. Ese objetivo es lo que Aristóteles, mediante el movimiento interno de los cuerpos hacia el estado de perfección natural definía, es decir, la felicidad, que es más bien un proceso en el que abandonando la tragedia se consigue arrancar de nuestro tejido cardíaco los pesares que entorpecen el camino teleológico hacia...
tracking img