El siglo de oro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1283 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL SIGLO DE ORO
El rápido paso del oro y la plata por España hacia Europa, condujo a la devaluación de la moneda. Nadie quería aceptar el vellón de cobre. La división entre poseedores y desposeídos había ido creciendo a medida que la riqueza se distribuía injustamente. Las ciudades estaban llenas de mendigos, algunos de ellos auténticos pedigüeños, dotados de un certificado que les daba derechode practicar:
* Ciegos.- eran especialmente privilegiados y estaban autorizados para cantar canciones y vender almanaques
* Ladrones.- podían ser gatos que robaban las casas, iglesias. Eran especialistas en tumbar puertas.
* Bandidos del campo.- eran viejos soldados son ocupación, son hombres que huían de la inquisición. Son los judíos conversos, despectivamente llamados “marranos”.El conflicto español de la edad de oro se da entre el orden oficial y el desorden extra oficial.
La fusión de la materia y el espíritu mediante una articulación de la vida y de la muerte provoco el nacimiento de un arte cotidiano, el arte narrativo y el gran arte de la figurativo de Miguel de Cervantes y de Diego Velázquez.
EL ELOGIO DE LA LOCURA
Miguel de Cervantes fue discípulo del renombradoerasmista español Juan López Hoyos. La influencia de Erasmo sobre Cervantes fue tan cierta como la enorme influencia de Erasmo sobre la vida española a principios del siglo XVI.
Elogiando la locura, Erasmo argumento que tanto la fe como la razón deben ser términos relativos, no absolutos. Cervantes es la encarnación erasmiana de la España en la cual coinciden los humores de apogeo y de ladecadencia.
A medida que la realidad impuso los límites que la sobreextensión imperial había desdeñado, y a medida que las saetas de la censura comenzaron a herir su propia carne, cervantes empezó a desarrollar el leguaje cómico e indirecto que iba en contra de las normas de la conformidad nacional.
Cervantes intenta una pareja dispareja (Don Quijote y Sancho Panza), donde cada personaje habla supropio lenguaje. Pero la locura pude ser en verdad peligrosa.

EL HOMBRE DE LA MANCHA
La España de la inquisición impuso un punto de vista único, dogmático y ortodoxo del mundo. Cervantes, esencialmente, imagina un mundo de múltiples puntos de vista, y lo hace mediante una sátira en apariencia nocente de las novelas de caballería.
La lectura para Don Quijote, es su locura. Para él, los molinosson gigantes, porque así los dicen sus libros. Pero Don Quijote también dejo atrás el mundo bien ordenado de la Edad Media, solido como un castillo, donde todo tenía un lugar reconocible, e ingresa al valiente mundo nuevo del Renacimiento, agitado por los vientos de la ambigüedad y el cambio, donde todo está en duda.
El principio de la incertidumbre queda establecido en la primerísima frase dela novela: “En un lugar de la Mancha de cuyo nombre o quiero acordarme”. Puesto en duda el lugar donde la novela ocurre, Cervantes pone en duda el concepto mismo de autoridad. Cervantes nos enseña a leer de nuevo.
LAS MENINAS
Somos el resultado del punto de vista de múltiples lectores, pasados, presentes y futuros. Pero siempre presentes cuando leen Don Quijote o ven las Meninas. Velázquez y lacorte entera nos invitan a unirnos a la pintura “las Meninas”, a entrar a ella. Pero al mismo tiempo, el pintor da un paso adelante y se mueve hacia nosotros. Nos otorga la libertad de entrar y salir de la pintura. Somos libres para ver la pintura, y por extensión, al mundo, de maneras múltiples, no solo de una manera dogmática y ortodoxa. Y somos consientes del que la pintura y el pintor nosmiran.
En la obra se abren dos amplios y sorprendentes espacios:
* La escena original.- ¿ocurrió realmente esta escena?
* La escena acabada.- ¿termino Velázquez la pintura? O solamente son “manchas distantes” según Quevedo.
Nosotros mismos somos seres incompletos, hombres y mujeres que no podemos ser declarados “acabados”, encerrados dentro de fronteras finitas y ciertas, sino seres...
tracking img