El silencio administrativo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3468 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL SILENCIO ADMINISTRATIVO EN GENERAL

La administración, en consonancia con los poderes jurídicos otorgados a ella, está en la obligación de cumplir, bajo criterios de eficiencia, los cometidos constitucionales impuestos a ella, por lo tanto, sus órganos están en la obligación de proceder conforme a las necesidades del servicio. De ahí se deriva, como principio general el deber de pronunciarsesobre las cuestiones que se le plantean.

Las decisiones que en ejecución de dicho deber se produzcan por parte de la administración, no necesariamente tienen que ser expresas, escritas o verbales, cabiendo así la posibilidad, en los casos expresamente previstos por el Legislador, como mecanismo de sanción a la administración morosa, y en pro de garantizar el derecho de petición, consagrado enel artículo 23 de la Constitución Política, que se presuma, en tratándose de actuaciones de carácter individual, subjetivas o personales, el surgimiento de actos administrativos formales con determinados efectos frente a los interesados, estando así en sede del silencio administrativo, cuyo efecto natural es la producción de un acto ficto o presunto.

La consagración de la figura del silencioadministrativo positivo al interior del régimen jurídico colombiano, alude esencialmente a la protección del derecho fundamental constitucional de petición, de ahì que “el legislador tenía que ofrecer a las personas los mecanismos idóneos para que, pese al incumplimiento del deber de las autoridades, pudieran encontrar respuesta positiva o negativa en torno a lo pedido. Y, por supuesto, bien podíala ley, sin violentar la Constitución, señalar efectos jurídicamente valiosos al silencio administrativo, en relación con el contenido de lo que el peticionario pretendió al formular la petición. Por eso, la consecuencia positiva o negativa del silencio depende de la libre evaluación del legislador, dentro del ámbito de sus atribuciones constitucionales”[1].

El silencio administrativo, en símismo de naturaleza excepcional, toda vez que sólo se está en presencia del mismo en los casos expresamente previstos por el legislador, puede ser positivo o negativo, dependiendo del efecto impuesto expresamente por aquél, por tanto en los casos en que el Legislador no le hubiere dadi efecti especial a la decisión ficta, ésta se entiende como negativa, siendo ésta la regla general en nuestro país, yen consecuencia, sólo se estará en presencia de una decisión positiva, en los casos en que el Legislador hubiere establecido este efecto para el producto del silencio de la administración.

El silencio administrativo, entendido como el transcurso del tiempo definido por el legislador y considerado como máximo para adoptar una decisión, evidentemente configura una presunción o ficción legal porvirtud de la cual, transcurrido cierto plazo sin resolver la Administración, y producidas además determinadas circunstancias, se entenderá (o podrá entenderse) denegada u otorgada la petición o el recurso formulado por los particulares u otras administraciones. En consecuencia, se está en presencia de una presunción legal, una ficción que la ley establece merced a la cual se habla callando, porquesin haber dicho nada se está, sin embargo, diciendo bastante, de ahí que una vez vencido el término legalmente establecido a favor de la administración para producir una determinada decisión, a manera de sanción, se presume la existencia de un acto que resuelve, en determinado sentido, la actuación iniciada. El acto emanado del silencio es ficticio; constituye una simple presunción de origenlegal para interrumpir la actuación, garantizando de esta manera al interesado su debido proceso, en especial el derecho a una decisión que ponga término en algún sentido a sus relaciones con la administración.

En este orden de ideas, si bien el efecto general de la configuración del silencio administrativo, es el surgimiento de un acto presunto o ficto, la esencia misma de dicho efecto varía...
tracking img