El teatro contemporaneo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (378 palabras )
  • Descarga(s) : 28
  • Publicado : 11 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
El teatro contemporaneo

Desde el Renacimiento, el teatro intentó mostrar un realismo total, pero a fines del siglo XIX, hubo una reacción contraria. Los movimientos vanguardistas experimentaroncon alternativas a la producción realista, ya que pensaban que representaba una visión superficial y limitada de la realidad, entonces buscaron en lo espiritual, y en el inconsciente. Otras vertientespensaban que el teatro había perdido contacto con sus orígenes y que carecía de sentido en la sociedad moderna. El teatro contemporaneo se alineó con los movimientos artísticos modernos, orientándosehacia la abstracción, el simbolismo y lo ritual.

Los movimientos teatrales en el teatro contemporaneo

Uno de los principales impulsores del antirrealismo fue el compositor alemán RichterWagner, ya que pensaba que el trabajo del dramaturgo consistía en crear mitos, con lo que presentaba un mundo ideal, para compartir con el público, como se hacía en la antigüedad. Se representaba entoncesel interior de los personajes, priorizados sobre los aspectos realistas. También se le atribuye haber modificado la arquitectura teatral y la presentación dramática con su teatro en Bayreuth(Alemania), donde sustituyó los palcos y plateas por gradas en abanico.


Los simbolistas franceses adoptaron las ideas wagnerianas a fines del siglo XIX, realizaban lo que denominaron“desteatralización” del teatro, lo que implicaba quitar todas las trabas tecnológicas y escénicas del teatro y sustituirlas por la espiritualidad del texto y la interpretación. El ritmo de las obras era lento, similar alos sueños, buscaba provocar una respuesta inconsciente, más que intelectual. Obras como las del belga Maurice Maeterlinck, eran muy populares a fines del siglo XIX y principios del siglo XX, aunqueno es frecuente que se representen en la actualidad. Pero encontramos elementos simbolistas en las obras de Chéjov y en los trabajos finales de Ibsen y Strindberg, Eugene O’Neill, Tennessee...
tracking img