El tratamiento penal del cultivo en el código penal de 1991

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2288 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL TRATAMIENTO PENAL DEL CULTIVO EN EL CÓDIGO PENAL DE 1991

Comencemos por recordar que el texto legal original de la Sección II, del Capitulo III, del Titulo XII, del Libro Segundo del Código Penal, fue alterado en sus primeros días de vigencia, por una controvertida pero también desapercibida “fe de erratas”. Con ella se modificó el artículo 296° eliminando de su redacción la conducta del“cultivo” como comportamiento típico y punible. Más allá de lo anecdótico del procedimiento empleado para cambiar la ley sustantiva, el efecto sustitución de dicha decisión paralegislativa fue muy grave, ya que formal y materialmente significaba no sólo la legitimación de todo tipo de cultivo de hojas de coca, sino también la legalización indirecta de los cultivos de plantas prohibidasinternacionalmente como la amapola o la cannabis sativa. Esta raro viraje descriminalizador de la política criminal de la materia se mantuvo por algún tiempo, dando lugar, luego, a normas de carácter paliativo que fueron introducidas por las Leyes 26223 de 1993 y 26332 de 1994. Con estas disposiciones se adicionaron en el Código Penal los artículos 296° C (coacción al cultivo de plantas de coca) y 296º D(promoción y favorecimiento de los sembríos de amapola). Con ellos el legislador volvió, pues, a declarar delictivas ciertas formas de cultivo de plantas de coca y amapola. No obstante, y pese a su compleja redacción y desmedida penalidad, los tipos penales introducidos no lograron excluir la atipicidad e impunidad de los actos de cultivo de plantas de marihuana

En primer lugar debemos reiterar queartículo 296° A del Código Penal adquirió un nuevo contenido con la Ley 28002. El legislador incorporó en dicha disposición la tipificación de las conductas punibles vinculadas a la siembra, cultivo y procesamiento inicial de plantas de coca, amapola y marihuana.

Tradicionalmente, la legislación nacional había desplegado siempre una política criminalizadora sobre la siembra y el cultivo de estasespecies vegetales. Sin embargo, como ya se ha explicado, la fe de erratas de 1991 eliminó, momentáneamente, la represión de tales actos.

Leyes posteriores, a mediados de los noventa, fueron restituyendo parcialmente la punibilidad de estos comportamientos pero sólo en lo concerniente a las plantas de coca y amapola. Como también se mencionado anteriormente la situación de atipicidad se mantuvoen relación a las plantaciones de marihuana. De allí, pues, que el texto del artículo 296° A ha procurado retornar al modelo represivo tradicional que existía en el Decreto Ley 22095 de 1978, y en la versión original del Código Penal de 1991 donde el cultivo integraba el tipo legal del artículo 296°.

Al interior del artículo que analizamos se encuentran regulados tres delitos diferentes:

1.Actos vinculados a la Siembra y Cultivo de Plantas de Amapola y Marihuana
2. Comercialización o Transferencia de Semillas de Plantas de Amapola y Marihuana
3. Siembra, Cultivo y Procesamiento de Plantas de Coca, Amapola y Marihuana mediante coacción.

1. Actos vinculados a la siembra y cultivo de amapola y marihuana

Este delito se encuentra tipificado en el primer párrafo del artículo 296°A. Su fuente legal la encontramos en el artículo 1º de la Ley N° 26332, que adicionó el artículo 296° D al Código Penal, para con él criminalizar diversos actos relacionados con la siembra ilegal de plantaciones de adormidera. En realidad, la modificación incorporada con la ley 28002 es formalmente mínima, aunque materialmente trascendente al incluir a las plantas de marihuana como objeto deacción del delito.

Nuestro país ha asumido desde finales del siglo XIX , una política fiscalizadora y represiva de los actos de cultivo de amapola. Inicialmente la Ley sobre Estanco del Opio del 31 de octubre de 1887 y la Ley N° 4428 de 1921, se limitaron a sancionar solamente los actos de comercialización clandestina de opio, morfina o heroína (Art. 10º). Sin embargo, normas posteriores como...
tracking img