El ultimo disidente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 229 (57170 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 2 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Norberto Fuentes

El último disidente
Fidel y la transición en Cuba

Editado por

NORBERTO FUENTES
y

PEDRO SCHWARZE

2

Sobre los textos de Norberto Fuentes: © 2004, 2005, 2006, 2007, 2008 by Norberto Fuentes Sobre la presente edición: © 2008 by Norberto Fuentes and Pedro Schwarze

Gracias especiales a Filiberto Castiñeiras por sus siempre útiles observaciones y sugerencias.3

Contenido

Prefacio

9

A la espera del Valhalla
Un prólogo de Pedro Schwarze
11

Yéndose en fade
El hermano menor 20

15 16

Fidel no cree ni en el dolor

Fidel: Un punto de vista

26 31 34

La sonrisa de La Gioconda No solo el poder y la gloria Los 80 años de Fidel 39

En ausencia

47 48 51 54

Los cuarteles de verano Una maniobra perfecta

Mientras duerme lapantera Llorar y matar 58

Fidel sufriendo una recaída Nuestro cuarto presidente Itaca cerrada por reformas

62 64 69

Leña al fuego
El Puesto de Mando

71 73 75 78

Nadie está escuchando

A cuatro días del cumpleaños de Fidel A tres días del cumpleaños 80

4

A dos días, sólo dos El palo durísimo 86

82

El reposo del guerrero Primer búnker El buen vecino El próximo paso 9092 94

88

Los profetas desarmados Se les acabó el enemigo Remember Playa Girón La prueba del agua La mala memoria 106 109

96 100 103

Polonesa + guaguancó Guantanamera El mensajero 116 118

114

El nuevo Cominterm El cuarto ministerio

119 121 126

La insoportable levedad del ser Sábado rojo 128

Modelos para armar
Los próximos 50 años 131

130

La Unión de RepúblicasSocialistas Estandartes en el polvo Prohibido improvisar 135 137 140 146

133

Los niños del Punto cero Un cumpleaños a la mitad Grabriel 150

Las buenas y las malas noticias: ¿Cuál primero? El surgir de una dinastía 155 159

152

Como si Fidel hubiera muerto Absorbido por la sombra Fidel podría aislarse El Aguafiestas 167 169 166 162

El embajador de Fidel

5

Ilusiones de los otros171 174

Que crezcan otras cien flores El turno de los mortales 180

¿Qué se puede esperar de Fidel?

184

Dulce como la adversidad
Fahrenheit 451 193

186 191

Apéndice: Sartre sobre ideología y revolución

6

Esta noche soñé que estaba de nuevo en La Habana, en el salón de una funeraria de la calle Veintitrés. Me rodeaban numerosos amigos. Tomábamos café. De pronto se abrióuna puerta blanca y entró un ataúd enorme cargado por una docena de viejas plañideras. Un amigo me dio un codazo en las costillas y me dijo: —Ahí traen a Fidel Castro. Nos volvimos. Las viejas dejaron el féretro en el centro del salón y salieron llorando a todo pulmón. Entonces el ataúd se abrió. Fidel sacó primero una mano. Luego la mitad del cuerpo. Finalmente salió por completo de la caja. Searregló el traje de gala, y se acercó sonriente hasta nosotros. —¿No hay café para mí? —preguntó. Alguien le dio una taza. —Bien. Ya estamos muertos —dijo Fidel—. Ahora verán que eso tampoco resuelve nada.

—GUILLERMO ROSALES: Boarding Home

7

Sea cual fuere su rigor o la amplitud de sus experimentos, una ideología sobrepasa por muy breve margen al presente.

—JEAN PAUL SARTRE

8 Prefacio

salieron de sopetón de una larga molicie y las cosas parecieron desenvolverse a gran velocidad en unos pocos días, hasta que la displicencia habitual del gobierno cubano y su indiscutible profesionalismo para controlar el país de modo absoluto calmaron los ánimos. Pero ése quizá sea el barullo que nos llega, la inútil herencia que nos deja el verano del 2006. Nadie le está prestando casoa las vetas de oro que corren por las paredes. La discusión, sin embargo, es digna de los mejores manuales de la historias del comunismo. La discusión, la verdadera. Resurgió en La Habana, de improviso. Sus resonancias eventualmente alcanzarían la estatura de los encontronazos entre Lenin y Trotsky y con un debate al nivel de la factibilidad de la construcción del socialismo en un solo país —el...
tracking img