Emancipacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1302 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La emancipación de los jóvenes
Gran parte de la población se muestra altamente preocupada. En ciertos países Latinoamericanos, americanos incluso algunos europeos, como Italia, España, entre otros, los jóvenes no sentimos ningún deseo de emanciparnos del cuido y manutención de nuestros padres. Tres de cada cuatro aún permanecemos en el hogar familiar a una edad cercana a los treinta años, eincluso algunos la sobrepasamos con creces. No parecemos dispuestos a abandonar el hogar que tanto disfrutamos desde nuestra niñez. Se dice que somos inmaduros, irresponsables y acomodados, y que evitamos adquirir las cargas y obligaciones que conllevaría la creación de un hogar y una familia. Indudablemente, tienen razón quienes afirman que no es un problema que se deba tomar a broma nidespacharlo con un análisis simplista y superficial.
Según el Instituto de la Juventud, en España, la gran parte de los jóvenes españoles (51%) entre los 18 y los 34 años viven con sus padres; un 42 % afirman vivir en su propia casa (comprada o alquilada), y un 5% viven compartiendo un hogar o apartamento con amigos o compañeros. En efecto, en la época de nuestros abuelos, era frecuente que bajo unmismo techo conviviera la pareja de sus hijos con sus nietos; (compartir el mismo espacio), y sus progenitores, a quienes cuidaba la mujer, que ejercía de ama de casa. En la actualidad, la familia está formada por la pareja, en la que ambos cónyuges trabajan para poder asegurarse el sustento, y uno o dos hijos, aunque cada día sean más los hogares de divorciados en los que convive uno de ellos conla descendencia. Los jóvenes disponemos ahora de un mayor espacio propio, lleno de comodidades, en el que podemos aislarnos y encontrar una relativa independencia dentro de la casa, sin tener que contribuir económicamente a los gastos, y sin ningún tipo de responsabilidad, lo que facilitaría la prolongación de nuestra permanencia en ella.
Deberíamos estar agradecidos a la sociedad y a losgobiernos por la posibilidad que nos brindan de acceder a unos estudios que salvaguardan nuestra juventud de la explotación temprana laboral, proporcionándonos una formación personal, física e intelectual. Sin embargo, el fracaso escolar o el abandono de los estudios universitarios de muchos de nosotros parecen suficientes, de nuestro inexplicable rechazo y desinterés por lo que se pone a nuestroalcance.
Nos critican que hemos cambiado la cultura del esfuerzo y del trabajo por la del ocio. Se nos acusa con frecuencia de darnos a la bebida, al sexo (las relaciones sexuales son cada vez más prematuras) y a la droga; también de nuestra falta de compromiso familiar, político y social. Se nos mira con recelo cuando nos agrupamos o entramos a formar parte de una sociedad, que se suponeconflictiva; se temen nuestros excesos y violencia (accidentes automovilísticos, enfermedades de transmisión sexual, violencia domestica, criminalidad entre muchas otras cosas), de lo que se hacen eco inmediatamente todos los medios de comunicación. Los jóvenes resultamos insolentes, incómodos, conflictivos y una amenaza peligrosa.
Ciertamente valoramos mucho más a los amigos y el tiempolibre que se nos ofrece en los centros docentes o en el mundo laboral, al que accedemos en ocasiones solo para conseguir el dinero a fin de seguir divirtiéndonos después. Se tiende, quizá intencionadamente, a ignorar que muchos de nosotros también dedicamos nuestro tiempo y esfuerzo a colaborar desinteresadamente en proyectos y asociaciones de solidaridad y ayuda humanitaria.
La actitud de losjóvenes no es algo que se pueda tomar a broma. Por tradición y cultura, se exige que formemos un hogar. Para ello hemos de realizar unos estudios cada vez más prolongados, incorporarnos al mundo laboral e independizarnos económicamente. Hemos de tomar decisiones responsables y adquirir compromisos, pero... ¿nos ayuda la sociedad?
Nos obligan a permanecer a trabajando horas extras; en...
tracking img