Ensayo "defensa apasionada de la lengua española

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5236 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“(Defensa) Crítica apasionada (del idioma) de los que escriben y hablan mal el español.”

La falta de respeto por el patrimonio común constituye el idioma español que provoca en España: alto o pare sustituidos por stop.

Fernando Lázaro Carreter: “La lengua española está maltratada en los planes de estudios”. Hay un descenso en la importancia de las humanidades, predominio del inglés y unempobrecimiento del lenguaje por parte de los medios y cuantos hablan en público, las lenguas clásicas desaparecen, se atiende menos a la lectura (El gran vínculo de las masas no son ya las novelas donde brillan las palabras, sino el cine y la televisión, donde se deforman) y los términos de la red informática nos acechan.

El pobre García Márquez se atrevió a expresar su opinión en el congreso deZacatecas, proponiendo simplificar la gramática y la ortografía antes de que ellas acaben por simplificarnos. Este argumento fue suficiente para que Álex Grijelmo descargara un poco de la cólera que le ocasionó escuchar ese comentario, pues al menos durante las primeras cincuenta páginas o más, no paro de mencionarlo.
Y tiene razón al decir que las reglas ortográficas no pueden ser mássencillas (aunque muchos estudiantes del español no lo consideren así) y más para un ganador del premio nobel de literatura como es el gabo.

Claro está que, esta idea, por más conveniente que nos pueda llegar a parecer en las primeras cosas que nos obliga a imaginar, como la facilitación de la enseñanza del idioma español, -lo cual nos ayudaría mucho a mis compañeros y a mí a pasar con los mayoreshonores la materia para la cual éste ensayo es escrito- así como una mejor unidad dentro del español. Pero adentrándonos un poco más en la posibilidad que nos ofrece García Márquez, sería un cambio extremadamente difícil de llevar a cabo, pues tendríamos que romper con siglos de tradiciones y costumbres que las personas tienen al momento de hablar, escuchar, escribir y leer español.

Además, sinosotros fuéramos las personas encargadas de tal simplificación, nuestro buzón de correo- ya sea el físico o de email- se saturaría por las miles de millones de quejas de los hispanoparlantes que, seguramente, se negarían a cambiar su forma de comprender la realidad a través del castellano. Citando al autor “El lenguaje representa lo más democrático que la civilización humana se ha dado porque laslenguas han evolucionado a partir de sus propios dueños”.

Esto es cierto, y un ejemplo de esto me ocurrió hace poco tiempo. Estaba yo sentado en la mesa a la hora de la comida con mi familia (abuelos incluidos) cuando se me ocurrió compartir lo aprendido en mi clase de lectura y redacción: usar diéresis es ahora un arcaísmo,-cabe aclarar que mi familia es de procedencia española, y por lo mismodefendieron su idioma a capa y espada- por lo cual no es de extrañarse que la frase causara tal revuelo dentro de los presentes, que fuera el tema de apertura para la ingestión de los santos alimentos y hasta la clausura de la sobremesa. Hubo varios argumentos como la pregunta que se hizo de mal humor “Y ahora ¿Cómo vamos a distinguir pingüino de pinguino? o la tímida “¿Ahora vamos a escribirunguento en vez de ungüento?”, pero la frase que realmente le dio al clavo fue la de mi abuela “Pues yo voy a seguir escribiendo con diéresis, no me importa”. He aquí la representación en persona de lo que el autor, con tanto esmero, trata de explicarnos durante gran parte del libro. Los parlantes de cualquier idioma deciden como hablar, no importa si se les exige hablar con reglas diferentes a losque están acostumbrados a usar, porque precisamente estas son las que deben emplearse.

Ahora imaginemos el español que se empleaba en los tiempos que fue escrito el poema del Mio Cid Campeador y comparémoslo con el español actual. Notaremos una gran diferencia en su forma de escritura, en su gramática, en sus letras, en su forma de pronunciación y en su forma de comprender su realidad a través...
tracking img