Ensayo: la mujer eje central de una sociedad.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4408 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA MUJER EJE CENTRAL DE UNA SOCIEDAD.

“Quien desconoce de su historia está condenado a repetirla”

George Santayana

Este ensayo está basado el concepto de género [i] donde se establece los roles de el hombre y la mujer en una sociedad en donde las deferencias pueden darse culturalmente o simplemente por su sexo en donde el machismo y el feminismo [ii]están a la orden del día en todo elmundo.
Una de las acciones más antiguas del hombre es el ser machista, la cual, ha sido soportada por las mujeres hasta nuestros días. A pesar de lo evolucionados que nos creemos, aún en nuestra sociedad existen acciones machistas en el trabajo, la religión y la sociedad en general.
Antes de nacer somos seres humanos sin género definido ni rol en la sociedad pero en el momento en que nuestro sexoes conocido la sociedad, la religión, cultura nos introduce a un sistema de género podemos decir que[iii] El hombre es naturalmente bueno, es la Sociedad quien lo corrompe así lo define Rousseau,*(1755) la sociedad es profundamente injusta y hace perverso al hombre. Es el mito del buen salvaje. Para Rousseau la sociedad ha perdido la libertad y hace que la pierda el hombre que vive en ella;debido a la existencia de la división del trabajo y de la propiedad privada, que provocan el dominio del hombre por el hombre.
En pleno siglo XXI es necesario dar una mirada hacia el pasado para comprender como estaba conformada una familia, y aun más importante entender el papel que tenía la mujer en ésta. Debemos recordar a la familia como aquel eje central que daba progreso a la sociedad yexaltar el rol de cada uno de sus integrantes y el desempeño que se obtenía al ser hombre o mujer, desde luego para esto debemos trasladarnos a la típica familia tradicionalista, aquella familia nuclear de papá, mamá e hijos, a la familia que no permitía espacio para otros integrantes, y en donde la opinión de la mujer quedaba relegada a un segundo o tercer plano, en el cual su función quedaba confinadaal hogar y el cuidar de los hijos, mientras el hombre, era la persona encargada de trabajar para llevar el alimento y el sustento diario a su hogar, convirtiéndose en la persona principal de su núcleo familiar.

Esta situación como muchas otras no es nueva, viene de siglos atrás; las mujeres tenían que asumir la función de procrear hijos sin importar su condición, salud física, mental opsicológica, como si fuera este el único fin para el cual se fue procreada; se conformaban hogares en el mejor de los casos de más o menos unos 10 a 15 hijos o en el peor de ellos como data en el siglo XIX la “señora Vassilet esposa del campesino Fyodor Vasseliet quien tuvo 69 hijos.”[iv] No contentos con el hecho de parir hijos se daba por sentada la obligación de la mujer de asumir el papel de lacrianza de los mismos; el hombre no tenía inclusión en la crianza ya que esta función no era digna de ellos, su tarea era de tener descendencia y dejar su legado con esto ya estaba cumpliendo su función.

Una de las épocas más oscuras para la mujer fue la edad media, en donde  la frase misma evoca inmediatamente en la mente de cada cual una serie de imágenes variadas pero que, en su conjunto, seresumen en lo siguiente: el Medievo es la gran época oscura y medio de opresión de los pequeños por un puñado de feudales, de los hombres por la Iglesia y de las mujeres por todos. El cinturón de castidad, el derecho de pernada, la persecución de las brujas y el famoso concilio del año 585, en el cual se llegó incluso a discutir entre hombres si la mujer poseía o no alma, hacen parte de lo siniestraque fue la evolución con la mujer, de hecho, la situación así examinada no parece muy favorable a la mujer; y las circunstancias que rodean la vida en la Edad Media  del ser humano en general: inseguridad, guerras, epidemias, hambres, peso del poder feudal, tradición jurídica heredada a la vez de los romanos y  del derecho germánico, y finalmente poder ideológico de la Iglesia, no pueden sino...
tracking img