Ensayo oroz

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3388 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
I. Presentación

La discusión sobre la naturaleza y función de los diccionarios surge de la necesidad de alinear la actividad lexicográfica con una metodología de base más científica propuesta por el avance en los estudios lingüísticos. Esta necesidad avala también las expectativas de importantes lexicógrafos americanistas de elaborar diccionarios que representen de manera real elléxico del español de América, que por la influencia histórica del DRAE aún no ha encontrado a plenitud su lugar.
Como parte de esta discusión se ha puesto en cuestión el quehacer lexicográfico, específicamente en lo que toca a la elaboración de diccionarios. Un punto crucial de esta crítica, se refiere a la modificación del propósito prescriptivo que ha imperado en la selección y el tratamientodel léxico, en favor de un criterio más descriptivo.
El proyecto de Ausburgo es una clara muestra de esta tendencia, cuyos primeros frutos se manifiestan en el Diccionario del español de México dirigido por Luis Fernando Lara.
Suponemos que en mitad de este camino aún se encuentran obras que expresan en parte esta transición, y que se explica talvez porque la función social delos diccionarios al parecer los obliga en primer lugar a estar disponibles al público y someterse primero a criterios editoriales de renovación antes que a criterios léxicos más rigurosos.

II. Marco teórico

El diccionario de la Lengua Castellana del doctor Rodolfo Oroz fija su primera publicación en 1942, contabilizándose hasta el año 2002 diez ediciones. Un texto de tan largapermanencia ofrece la oportunidad de averiguar en qué medida los cambios en el campo de la lexicografía se han manifestado en la confección de este diccionario.
Con esta intención se ha seleccionado las ediciones de 1973 y de 1998 para someterlas a un análisis comparativo que dé cuenta de esta evolución. De manera inductiva, pretendemos determinar las tendencias lexicográficas que en undiccionario de carácter normativo como este se expresan en su reedición, por una parte, y los modos en que estas tendencias se manifiestan en el hecho concreto de la estructuración del léxico que lo compone.
Dicho de otra manera, nuestro propósito es levantar un análisis crítico de esta obra respecto del lugar que ocupa en la tensión de configurarse como un diccionario normativo a unodescriptivo.
Este análisis se sostiene en dos distinciones básicas que Manuel Seco propone para la descripción del objeto diccionario: la macroestructura y la microestructura. En el nivel de la macroestructura hemos considerado el examen del prólogo y de las abreviaturas como fuentes posibles de evidencias de las tendencias lexicográficas que marcan al Diccionario de la Lengua Castellana, es decir enqué medida se comporta como un diccionario normativo o descriptivo.
En el nivel de la microestructura, pretendemos juzgar la consistencia con que se describen los artículos léxicos entre una edición y otra, y a qué distancia se encuentra esta descripción de los atributos de calidad que por ejemplo propone José Martínez de Sousa (1995), esto la concisión o inclusión de los caracteresesenciales para la definición de la unidad léxica, la compleción o grado de suficiencia del dicha definición, y la circularidad o regla de la sustitubilidad.
Cabe precisar, sin embargo, que estos conceptos, actúan como telón de fondo de nuestros comentarios y no como aplicaciones pormenorizadas a cada ejemplo, toda vez que nuestro objetivo es configurar una visión panorámica y de contrasteentre una y otra edición que nos permita concluir, como ya se dijo, con qué profundidad se manifiestan los procesos de renovación de los diccionarios de lengua.

Para tales efectos el análisis se focaliza en el inventario de voces encabezado por la letra A. Su gran extensión dentro del diccionario nos permite suponer que representa una muestra suficiente para la detección de los cambios en...
tracking img