Ensayo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2304 palabras )
  • Descarga(s) : 10
  • Publicado : 24 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El tigre enfermo: ¿Por qué Irlanda sigue sin ver la luz?
El país apodado en el pasado como el “Tigre Celta”, por la transformación económica experimentada que le llevó a niveles de crecimiento extraordinarios, atraviesa actualmente una fase impresionante de mala suerte. Aunque la tempestad económica de los últimos dos años no haya esquivado a ningún país, pocos sintieron tanto su ira comoIrlanda. Desde 2008 a finales de 2010, se espera que la economía irlandesa se contraiga un 11,6%, según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI). “Irlanda es un desastre”, dice Desmond Lachman, investigador residente de American Enterprise Institute of Public Policy Research (AEI), un think tank de Washington, D.C. “Llamar recesión a lo que está sucediendo en Irlanda es un eufemismo. El país está,en realidad, a medio camino de la depresión”. El colapso, y el crecimiento vertiginoso que le precedió, fueron causados por una confluencia de factores. Colaboró también la entrada de Irlanda en la zona euro en 1999. Los bajos tipos de interés fijados por el Banco Central Europeo (BCE) alimentaron el boom inmobiliario en el país, que fue alegremente sostenido por el Gobierno. “El Gobierno queríaque la explosión del sector inmobiliario y comercial siguiera adelante dada su importancia para el empleo, el consumo y otros indicadores económicos”, señala Mary O'Sullivan, profesora de Gestión “En algún momento, el Gobierno se convirtió en rehén de ese ciclo y arremetió contra todos los que decían que la prosperidad era insostenible”. Pero cuando el mercado inmobiliario se sobrecalentó,desmoronándose a continuación, arrastró a la economía irlandesa. ¿Será posible volver a aquellos días de gloria? “No creo que Irlanda pueda volver a los mismos niveles de crecimiento de los años de prosperidad”, afirma Melanie Bowler, economista de Economy.com, de Moody’s. “Ese tiempo ya no volverá”. Tiempos de provocación En los últimos 20 años, Irlanda fue testigo de dos momentos diferenciados deprosperidad económica. A finales de los años 80 y 90, la economía del país se alimentó, en gran medida, por la cuota reducida del impuesto a las empresas —hoy en un 12,5%— y también por montos considerables de inversiones directas externas, principalmente de EEUU y de países europeos. De acuerdo con Economy.com, las empresas extranjeras empleaban cerca de un 15% de la fuerza de trabajo del país antes dela recesión y continuaban representando aproximadamente un 90% de las exportaciones, entre productos farmacéuticos, químicos y de alta tecnología. Según observa Philip Nichols, profesor de Estudios jurídicos y de Ética en los negocios, “Irlanda estaba en el sitio acertado, en el momento adecuado, ya que se trata de país de lengua inglesa y con instituciones fuertes y confiables; posee una fuerzade trabajo relativamente bien instruida que aceptó ganar salarios comparativamente bajos y que acogió al libre comercio de la Unión Europea. Junto con él, vino la industria de alta tecnología, de movilidad relativamente fácil y que

buscaba un hogar”. La segunda mitad del crecimiento, después del año 2000, fue obra del sector inmobiliario. El BCE mantuvo los tipos de interés bajos durante ladécada pasada mientras las grandes economías de la zona del euro, Alemania y Francia entre otras, crecían lentamente. El PIB de Irlanda aumentaba rápidamente, y el dinero barato era como gasolina en la hoguera. “La economía se sobrecalentó”, observa Diego Iscaro, economista senior de la empresa de investigaciones IHS Global Insight. “Eso llevó no sólo a un aumento enorme del gasto del consumidor, sinoque también hizo prosperar al sector inmobiliario”. El gobierno irlandés, con sus políticas fiscales, hizo muy poco para atenuar tales excesos. “Se redujeron los impuestos sobre ganancias de capital y el Gobierno dio incentivos a los inversores de bienes inmuebles”, dice O'Sullivan. “Si el Gobierno hubiera querido acabar con la burbuja inmobiliaria, debería, ante todo, haber puesto fin a las...
tracking img