Entrevista virginia torrente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4624 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
UN CASO PARA EL COMISARIO DE ARTE CONTEMPORÁNEO - Virginia Torrente
Texto publicado en el nº333 de febrero 2009 de la Revista de Occidente.
La Revista de Occidente me ha ofrecido la ocasión de participar en este número, y no he podido resistirme a la idea de poner por escrito las ideas que siempre me rondan en la cabeza, las dudas y principios que acosan el cerebro de un comisario deexposiciones. Quiero dejar claro que no voy a explicar nada aquí, que aprovecho la oportunidad para reflexionar sobre este trabajo enaltecido y denostado al que, por circunstancias de la vida y decisión personal, no voy a negarlo- llevo dedicados más de veinte años y como creo que no sé hacer otra cosa, a esto me dedico.
El modelo de comisario y el comisario modelo: hay muchos perfiles posibles, ninguno esel perfecto, y desde mi experiencia, habiendo pasado por unos cuantos de ellos, voy a comentarlos, a modo de relato laboral.
Mi vida profesional comenzó en una galería nada mas terminar la carrera de historia del arte, este era mi sueño hecho realidad y se cumplía un mes de septiembre tras el consabido veraneo feliz de licenciada. La galería fue mi mayor y más importante escuela laboral, y loque allí aprendí, no ha sido superado por todos los años posteriores de trabajo. He de explicar que me remonto a finales de los ochenta: con contrato, bien pagada, con una extrañamente magnífica relación con mi jefe y un alto poder de decisión que se me otorgó rápidamente en el trabajo diario, comencé a saber de la relación con los artistas de la manera más inmediata y fulminante posible. Desde lavisita al estudio a la inauguración, pasando por la elección de las obras a exponer y el planteamiento de su presentación hasta la venta (sin olvidar nunca que estábamos en un espacio comercial, claro) todos estos pasos dieron mucho de sí para aprender de todas las parcelas en la relación con el artista, y el descubrimiento de cómo el trato humano (como en cualquier otro trabajo) marca elresultado. Efectivamente, los artistas son personas que crean obras de arte, y para producirlas, un estado nervioso, alterado o crispado, no ayuda.
Siete años me enseñaron mucho, y en lo práctico, a distribuir obras en el espacio, a saber qué mostrar y cómo hacerlo, a ser un intermediario que escucha a la parte más interesada -el artista- y le ayuda a poder transmitirlo al público. Para mí, este es el ejede la función del comisario, y sobre esta premisa, sigo trabajando. Este es mi modelo de comisariado en la galería (ojo, como empleada de la misma con grandes privilegios).
Tras este tiempo, surgió la posibilidad de un nuevo puesto laboral en una colección privada de arte español contemporáneo, formada por una ingente y magnífica cantidad de fondos que, sin tener una sede abierta al público,almacenaba cientos de obras que comprendían todos los formatos y soportes posibles. Ahora son sin duda más de mil, pues casi lo eran cuando después de nueve años terminé de trabajar allí. El reto era magnífico: comprar con un increíble presupuesto anual, realizar estudios de investigación sobre los artistas y las piezas, tanto las existentes como dentro del abanico de obras a incorporar, justificandoel por qué de su necesidad para enriquecer la colección, y plantear y mostrar partes de dichos fondos en diferentes instituciones y museos que las demandaban constantemente. Así, durante nueve años, me tocó organizar de principio a fin más de veinte exposiciones que mostraban parcialmente los fondos de esta colección, siempre con un criterio histórico que podía abarcar desde las vanguardias deprincipios del siglo XX hasta instalaciones de los años noventa: investigación, coordinación, registro en todos sus planos (seguros, embalajes, almacenes y transporte) y montajes, fueron las pautas donde, una vez más, aprendí la biblia del comisario a la hora de ejecutar exposiciones, acompañado de la realización de las publicaciones que justificaban las muestras. El trabajo constante durante este...
tracking img