Escuelas del pensamiento economico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 42 (10264 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
1. Introducción.
2. El periodo mercantilista.
3. La doctrina liberal de A. Smith.
4. La escuela clásica.
5. La escuela neoclásica.
6. Economía monetaria internacional.

1. Introducción
La Economía Internacional es una de las ramas de la ciencia económica más antigua y que ha despertado más interés a lo largo de la historia. El comercio y los medios de pago internacionales ya fueronestudiados por los griegos, si bien de forma poco profunda. Tras el periodo medieval y el surgimiento de los Estados modernos, la Economía Internacional adquirió gran importancia en el pensamiento económico de la sociedad renacentista, constituyéndose en el eje de la doctrina mercantilista. En efecto, esta doctrina, aunque multiforme y preanalítica en casi todos los temas abordados (Shumpeter1954, cap.7), tuvo bastante homogeneidad en el tratamiento y conclusiones sobre la economía internacional. De hecho, la denominación de «mercantilismo» proviene de A. Smith y tiene su origen en la más predominante de las doctrinas de los autores de este periodo: la teoría del superávit en la balanza comercial. A esta teoría le dió Smith el nombre de "comercial" o "mercantil", de donde derivó el nombrede mercantilismo (Viner 1937, pág. 3). La definición de Viner del mercantilismo subraya este carácter: "Doctrinas y prácticas de los Estados nacionales en los siglos XV, XVI, XVII y XVIII sobre la naturaleza y la adecuada regulación de las relaciones económicas internacionales" (citado por Gomes 1987, pág. 5).

2. El periodo mercantilista
El enfoque mercantilista de la economía internacionalfue nacionalista, pragmático y macroeconómico. Esas características muestran la estrecha relación entre el problema económico de los Estados emergentes (afianzar e incrementar su poder en el interior y frente al exterior) y el análisis económico de los pensadores de los siglos XVI, XVII y primera mitad del XVIII (1a).
Una de las principales preocupaciones de las monarquías, desde el siglo XV,consistió en su propia consolidación en el poder. El carácter guerrero que les imprimió su origen derivó en una posición nacionalista frente al exterior, compuesto por enemigos -y aliados eventuales- en el terreno militar y económico. La necesidad de dominar el conjunto del país y de integrarlo políticamente determinó la creación de un ejército permanente y de una administración de justicia en todoel territorio de la nación (Ellsworth 1938, pág. 21). Nacía así una necesidad presupuestaria que sería creciente cuando los Estados europeos se embarcaron en guerras continuas dentro y fuera del continente para ganar poder e influencia en el mundo. La cuestión económica quedaba pues planteada a nivel de Estado; y el interés del análisis se centraría en resolver los problemas económicos que se lepresentaban. En el orden internacional, se planteaban las cuestiones del comercio de mercancías -y, en menor medida, de servicios-, del tipo de cambio y del movimiento internacional de los metales preciosos. Se trataba de conocer las ventajas para la nación de los mencionados intercambios con el exterior. Preocupándose por el corto plazo (carácter pragmático de la doctrina) y manteniendo una visiónestática de la riqueza (Heckscher 1931, págs. 469-75), se interesaron por los efectos del intercambio con el exterior sobre la riqueza nacional, la inversión, el tipo de interés, el empleo, los precios, la oferta monetaria. Aunque tal vez no se deba hablar de «escuela mercantilista», en el sentido moderno de «escuela», lo cierto es que en el terreno de la economía internacional, los pensadores deeste período sostuvieron hipótesis e ideas bastante uniformes. Teoría y política propuestas -y aplicadas- fueron, además, coherentes: la teoría del superávit de la balanza comercial concordaba con la recomendación de una política comercial proteccionista (Heckscher 1931, pág. 624). Aunque la teoría del superávit de la balanza comercial reposa ciertamente en argumentos diversos -Jacob Viner...
tracking img