Espartaco: el esclavo desafiante de la poderosa roma.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1599 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La última gran asonada de esclavos tuvo lugar en Italia, ciento veinticinco años después de que Aníbal hubiera devastado aquella misma zona. La insurrección, capitaneada por Espartaco, un esclavo tracio con excelentes habilidades de liderazgo, fue aniquilada después de que Roma se la tomara en serio, ya que varios de sus ejércitos fueron sometidos por las tropas sediciosas de Espartaco. Muchaspreguntas siguen aún sin respuestas sobre la revuelta de Espartaco, y los historiadores, a menudo, no coinciden en sus ideas . La revuelta se inició en Capua, cuando los esclavos Espartaco y Crixo el galo, se fugaron de la escuela de gladiadores acompañados por muchos esclavos màs. Espartaco había sido vendido como esclavo para lidiar como gladiador en la arena romana. Aunque no hay discusionessobre su origen tracio, los historiadores discurren sobre cómo llegó a transmutarse en esclavo.Algunos especulan que Espartaco pudo ser apresado por los romanos durante sus cruzadas con los griegos, o también pudo haber actuado como un soldado romano fugitivo, ocupándose del bandolerismo. Esto justifica el hecho de que Espartaco supiera con justeza las tácticas y el armamento romano. Los esclavosprófugos escaparon con dirección hacia el Monte Vesubio, y levantaron un campamento en una de sus empinadas colinas. Otros esclavos y unos pocos hombres libres, cansados del yugo opresor de Roma, se sumaron a Espartaco, constituyendo un ejército de setenta mil hombres. El Senado, en primera instancia, comisionò sólo a tres mil hombres para demoler el campamento y acabar con la revuelta. Sin embargo,Espartaco se mofó de ellos, los asaltó por la retaguardia, y los derrotó. El plan que urdiò Espartaco y el propósito que persiguió era retornar a su hogar y empezar asì a convertirse en un hombre libre. La ruta que concibió era marchar hacia el norte, hasta los Alpes, para así poder regresar a su lugar de origen. Sin embargo, Crixo, persuadió a Espartaco de regresar al sur y desvalijar las grandesfincas romanas, los latifundios. En el 72 a.C, Roma, y no antes, consignó a tres ejércitos a luchar contra los esclavos rebeldes. Crixo, liderando uno de los grupos, fue derrotado, tomado prisionero y asesinado. Sin embargo, los otros dos ejércitos consulares fueron conquistados por Espartaco, quien se decidiò a dar muerte a todos los presos romanos. A las òrdenes de cien mil hombres, tomó ladecisión no sin marcada valentìa de marchar una vez màs hacia el norte, enseñàndole los dientes a la misma Roma.Sin embargo, mas allà de haber logrado derrotar a dos veteranos ejércitos romanos, Espartaco tomó rumbo nuevamente hacia el sur, acampando en Reghium. Allí le entregòo una fortìsima suma de dinero a los piratas cilicios para poder llevar a cabo el transporte de su ejército, incluyendo amujeres y niños, así como a su propia esposa. Sin embargo, los esclavos fueron delatados, y los piratas se fueron con el dinero, dejando a Espartaco, desairado; el cónsul romano Craso había pagado a los piratas para entregar a Espartaco. Marco Craso, protegido de Sulla y uno de los romanos más ricos, recibió el testigo para liderar el Senado, con la plena finalidad de destruir de una vez por todas elejército de esclavos de Espartaco. Sus tropas progresaron hacia el sur, sitiando al rebelde, quien había erigido una serie de fortificaciones a la espera de la llegada de Roma.Aun cuando Espartaco se defendió de un modo encomiable terminò siendo derrotado por Craso. Según cuenta la leyenda que Espartaco perdió `la vida en la batalla, aunque su cuerpo nunca fue encontrado. Craso, embravecido por nopoder hallar el cuerpo sin vida de Espartaco, dispuso crucificar a la totalidad de los seis mil prisioneros que quedaron tras la batalla, a lo largo de la Via Appia que une Capua con Roma. Otros cinco mil esclavos que habían logrado huir de Craso, marcharon con direcciòn hacia el norte, aunque no les sirviò de mucho; pronto fueron derrotados por Pompeyo, quien había regresado de España para...
tracking img