Espiritu de las leyes- libro 24 y 27

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4698 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Libro XXIV: De las leyes con relación a la religión establecida en cada país, considerada en sus prácticas y en sí misma.
Capitulo I.- De las religiones en general.
Como entre tinieblas, también entre las falsas religiones pueden apreciarse cuáles sean las más conformes al bien de la sociedad, las que, si no llevan a los hombres a la bienaventuranza en la otra vida, contribuyen en ésta a sufelicidad.
No examinaremos, las diversas religiones sino en cuanto al bien que se saca de ellas en el orden civil, lo mismo si hablamos de la que tiene su origen en el cielo que si nos referimos a las que tienen su raíz en la tierra.
Respecto a la verdadera religión, será bastante un poco de equidad para comprender que no se ha pretendido posponer sus intereses a los políticos, sino armonizar losunos con los otros; para lo cual es preciso conocerlos.
La religión cristiana, al ordenar que los hombres se amen entre sí, quiere sin duda que cada pueblo tenga mejores leyes políticas y civiles ya que el mayor bien que un hombre puede hacer esta en el dar y recibir.
Capitulo II.- La paradoja de Bayle.
El señor Bayle ha pretendido probar que más vale ser ateo que idólatra, o en otros términos,que es menos malo no tener religión que tener una religión falsa. Para la humanidad lo único que importa es que se crea en la existencia de Dios. De la idea de que no lo hay Dios, se deduce la de nuestra independencia; y si esta idea es inconcebible, se concibe a lo menos la de nuestra rebelión. Aunque fuera inútil que los súbditos profesaran una religión, no lo sería que los príncipes creyeran enalguna, la cual sería el único freno que atascara a los que no temen las leyes de los hombres.
El príncipe que ama la religión y que la teme, es un león que se amansa ante la mano que lo acaricia o la vos que aplaca su fiereza. Para atenuar el horror del ateísmo se pinta la idolatría con colores demasiado negros.
Capitulo II.- Que el gobierno moderado conviene más a la religión cristiana y eldespótico a la mahometana.
La religión cristiana se aviene mal con el despotismo puro. Mientras los príncipes mahometanos den sin cesar la muerte o la reciben, la religión hace más tímidos o menos crueles a los príncipes cristianos. La religión cristiana, a pesar de la extensión del imperio y del vicio del clima, ha impedido que el despotismo se establezca en Etiopía, llevando a esa parte deÁfrica las leyes y las costumbres de Europa. Como cristiano el príncipe heredero de Etiopía da a los demás súbditos ejemplo de amor, de obediencia, de fidelidad.
Puede decirse que los pueblos de Europa no están hoy más desunidos que lo estaban los pueblos y los ejércitos, o unos ejércitos de otros, en el imperio romano, cuando éste degeneró es despótico y militar; se recompensaba entonces a loscombatientes dejándoles entrar a saco en las ciudades, se despojaba a los vencidos de sus posesiones, se confiscaban las tierras y se repartían entre los vencedores.
Capitulo IV.- Consecuencias del carácter de la religión cristiana y de la mahometana.
La religión debe suavizar las costumbres de los hombres, que no sean verdaderas. Es triste para la humanidad que la religión sea dada por un conconquistador. La mahometana, que no habla de otra cosa sino de la violencia, obra siempre en los humanos con el destructor espíritu que de Sabacón su fundador.
Capitulo V.- Que la religión católica conviene más a una monarquía y que la protestante se acomoda mejor a una república.
Al formarse una religión en un Estado, se adapta por lo común al régimen político, al gobierno existente en el país. Porquelos hombres que la reciben y los que la enseñan no suelen tener otras ideas que las del Estado en que nacieron y viven. Aun en los países en que triunfó la religión protestante, se hicieron las revoluciones según el gobierno existente en cada uno.
Cada una de estas dos religiones se podía creer la más perfecta: el calvinista se consideraba más cristiano, es decir, más dentro de la predicción...
tracking img