Espiritualidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 47 (11621 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS PELDAÑOS DE DIOS: HACIA UN MODELO DE ESPIRITUALIDAD SEGÚN EL SERMON DEL MONTE EN MATEO 5:1-12.
INTRODUCCION.
“vivimos en un mundo cada vez menos espiritual; las tradiciones cristianas se están desmoronando por todas partes, los valores cristianos están disminuyendo por todos lados, en otras palabras las cosas se están poniendo cada vez más difíciles”.Cristian Schwartz.

Dietrich Bonhoeffer, dijo, “estamos entrando en una edad sin religión”. Pero esto no es del todo cierto, pues la religión mas que nunca está en expansión. Sin precedentes es palpable como la gente está deseosa de cualquier cosa que huela a religión. El gran reto, es que no estamos preparados del todo para satisfacer a toda esa gente que tiene un inmensodeseo de lo religioso. Es claro, que la religión no ha desaparecido con la modernidad como algunos pronosticaban. Mas aún, estamos asistiendo a su revitalización, aunque esto no significa que sea a través de la vía institucional, sino en nuevas formas antes insospechadas.
La ruptura del mito cientificista y su promesa de construir un mundo mejor lleno de paz y de felicidad, esta causando unaenorme bancarrota espiritual que provoca un retorno a lo sagrado, a revitalizarse religiosamente, aunque esto no significa necesariamente la revitalización del cristianismo.
Esta búsqueda, es producto de lo que José María Mardones llama post-secularización. A diferencia de la modernidad en la que el ser humano puso distancia de por medio con su creador dejándolo fuera de cualquier ámbito dela vida, y estableciendo así que Dios, la religión y lo sacro no son necesarios para sostener el mundo. En este nuevo paradigma de la postmodernidad, hay un desencantamiento de la racionalidad, por lo que se está produciendo un resurgimiento de lo religioso, que permite hablar de la secularización de la secularización, la postsecularización.[1]
Mardones señala algunos síntomas que en elfuturo nos estaremos enfrentando en el campo religioso, entre ellos enlista un creciente interés en el significado y propósito de la vida, una religiosidad enfocada en el individuo, el utilitarismo de la religión, y una relativización de las creencias cristianas[2].
In Sink Hong describe a esta nueva espiritualidad como subjetiva, pues aun cuando hay una enorme revitalización religiosa, no hayfundamento religioso a que aferrarse. Como emocional, pues el acento cae sobre lo experiencial y lo subjetivo. A la vez es tribal, como portador de la única verdad y fuente más confiable de la interpretación de la fe. Por supuesto, que es ecuménica y sincretista pues la tendencia generalizada es considerar que todas las religiones son caminos semejantes que llevan a satisfacer la espiritualidadpostmoderna.[3]
Un elemento por demás interesante es que esta nueva espiritualidad se muestra alérgica a los dogmas o doctrinas sistematizadas e intelectualizadas. Es por ello, que aunque el hombre postmoderno siente la necesidad de creer en algo, se resiste a integrarse al seno de una religión institucionalizada, de tal manera que las religiones históricas se ven como burocráticas y sincredibilidad. En palabras de Mariano Corbi: si queremos beber el vino no nos queda de otra que usar otras copas. El modus operandis de las religiones institucionalizadas quedó obsoleto[4].
Peter Berger ante esta nueva configuración la llama “mercado religioso”; una abundante y variada cantidad de opciones espirituales que se ofrecen a los potenciales “consumidores”.[5] Ante este panorama, ¿Quépodemos hacer los cristianos latinoamericanos ante tanta confusión y perversión sobre lo “espiritual”? ¿Qué decir ante el hecho de que el hombre contemporáneo ha creado a su dios a su manera, para que no le demande un comportamiento ético concreto o un estilo de vida determinado? ¿Cómo vivir la espiritualidad cristiana en un mundo en el que se mezclan los evangelios con el Corán o el budismo?...
tracking img