Estructura fisica y metafisica del mundo vivo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3173 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Estructura metafísica del mundo vivo

Podemos decir sin más que posee vida un perro, ese árbol, aquella persona, no así un pedazo de madera o una piedra, Resulta más difícil fundamentar la afirmación, y precisar qué distingue esencialmente a un ser vivo de uno inerte. No es dable por ejemplo que señalemos que los diferencia la compleja organización estructural del primero, porque no varíaorgánicamente mucho el cuerpo de un animal recién muerto del uno vivo. Tampoco la suma de reacciones químicas del protoplasma celular, porque las mismas reacciones pueden utilizar y formar materia inanimada.
Esas y otras expresiones marcan sólo, o condiciones para la existencia de la vida, o consecuencias de la misma. Ni un ser vivo es igual a la totalidad de sus componente, ni cabe confundir la vidacon lo que son sus manifestaciones.

Para encontrar la distinción radical entre un ser vivo y uno inerte –y poder entonces definir, con cierta aproximación, en qué consiste la vida— hace falta notar primero qué es lo que tienen esencialmente uno y otro en común, y luego, que tienen en diferente.

Unos y otros, animados e inanimados, son seres físicos, corpóreos, y todo ser físico es un algo quecambia. Una piedra o un animal cambian –se mueven— cuando se despla-zan, el agua cuando se hiela, un fruto cuan-do madura. Pero el movimiento de la piedra y el del agua son radicalmente distin-tos del fruto y del animal: la piedra se desplaza por efecto de la gravedad o de un impulso que recibe, el agua cambia de estado por variaciones de temperatura o de presión. Al contrario el fruto madura, oel animal va de aquí para allá, por la naturaleza de su propio ser –porque son así— no por el imperio de la fuerza externas.[1][i]

Los seres vivos corpóreos, mutables como los inertes, a diferencia de éstos, deben a sí mismos su aptitud de cambio –son en este sentido inmanentes (dependientes de sí)[2]—, de un cambio que busca no el equilibrio estable de los átomos y moléculas, sino uno dinámicoque mantenga su unidad.

No constituye caso de automoción, aunque a primera lo pareciera, el movimiento molecular, atómico y sub-atómico. Las fuerzas físico-químicas responsables del movimiento y de la organización estructural de las moléculas, átomos y partículas subatómicas, y demás integrantes primarios del mundo corpóreo parecen operar desde dentro, pero desde un ‘dentro’ físico, no desdeuna naturaleza metafísica, que hace que la dirección del movimiento pertenezca al organismo vivo, que utiliza para sus fines las fuerzas física-químicas.

Que la dirección del movimiento pertenece al viviente significa, pues, que la automoción le es un hecho natural. No es natural en contraste la inteligencia de las computadoras, es artificial, porque esa capacidad no proviene de su naturalezaelectrónica sino de una previa intervención humana. Significa también que la naturaleza propia de cada cuerpo vivo regula y caracteriza el ejercicio de la automoción.

Niveles de vida

Ya lo hizo notar Aristóteles cuando, luego de analizar a los vivientes –fenómenos de la vida—, comprobó que existían ciertas operaciones constantes y diferenciadas, unas de carácter vegetativo: reproducción;nutrición, asimilación, crecimiento; otras de carácter sensitivo y motriz: sensaciones, pasiones, desplazamiento; otras intelectivas: conocimiento, y deliberación-elección. Descubrió así los tres clásicos niveles jerárquicos de vida: vegetativa, sensitiva, racional (intelectual, mejor).[3] Tres niveles de vida, observamos hoy, bien distintos desde la concepción embrionaria de cada nuevo ser.

Losorganismos con vida vegetativa –buena parte de los vegetales— dominan sólo la ejecución del cambio, asimilando el nutriente inerte a su sustancia viva.

Los organismos con vida sensitiva –buena parte de los animales— dominan además la forma del cambio: el cambio accidental de formas. Este dominio de la forma del cambio depende, a veces de manera muy compleja, de un conocimiento sensorial...
tracking img