Etica nicomaquea

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2369 palabras )
  • Descarga(s) : 40
  • Publicado : 29 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LIBRO PRIMERO
Sobre el bien humano en general

Nos dice que se ha definido con razón el bien como aquello a lo que todas las cosas aspiran. La ciencia política determina cuáles son las ciencias necesarias en las ciudades, y cuáles las que cada ciudadano debe aprender y hasta dónde, siendo evidencia de esto el que las facultades más preciadas, como la estrategia, la economía doméstica y laretórica, le están subordinadas.
Mientras que los asuntos propios de una materia específica demandan un juicio instruido, sólo quien posee una cultura general puede juzgar adecuadamente un conjunto; como los jóvenes son más bien dados a dejarse llevar por sus pasiones, el aprendizaje de estas doctrinas les será vano y sin provecho, puesto que el fin de la ciencia política no es el conocimiento sino laacción.
Hombre superior es el que por sí mismo lo sabe todo; bueno es asimismo el que cree al que habla con buen juicio; pero el que ni sabe ni escucha lo que oye de otro, es un hombre inservible. En primer lugar, la mayoría de los hombres demuestra tener alma de esclavos al preferir llevar una vida de bestias, justificados sólo parcialmente por el ejemplo de los que están en el poder.Consideramos un deber sagrado preferir la verdad por sobre la amistad, no es el bien un término general regido por una idea singular.
Si un solo fin existe para todo cuanto se hace, éste será el bien realizable; y si hay varios, éstos serán los bienes. El bien autosuficiente es aquel que por sí solo torna amable la vida, que ya nada necesita. Pensamos que ese bien es la felicidad, el más deseable quetodos los bienes y que no está incluída en la enumeración de éstos, porque si lo estuviese, sería más deseable cuando se le añadiera el menor de los bienes, produciéndose un excedente de bien, y de dos bienes el mayor es siempre el más deseable. El fin queda incluido entre los bienes del alma y no entre los exteriores. Los que actúan rectamente son los que conquistan con derecho las cosas bellas ybuenas de la vida, volviendo sus propias vidas por sí misma deleitables. Lo más bello es la perfecta justicia; lo mejor, la salud; pero lo más deleitoso es alcanzar lo que se ama.
Del mismo modo que las vicisitudes por las que atravesamos en la vida tienen distinto peso e influencia sobre nosotros, pareciéndonos unos insoportables y otros más ligeros, otro tanto acontece con los que afectan anuestros seres queridos. Es necesario que el político conozca las cosas del alma, y tanto más por cuanto la política es más estimable y mejor que la medicina.

LIBRO SEGUNDO
De la virtud en general

Existen, pues, dos tipos de virtud: intelectual y moral. La primera debe su nacimiento y desarrollo sobre todo a la enseñanza, por lo que requiere de experiencia y de tiempo, mientras que la virtudmoral es resultado de la costumbre, de la cual ha tomado su nombre. , igual que como pasa también en las artes y oficios, donde todo lo que hemos de hacer después de haberlo aprendido, lo aprendemos haciéndolo: por ejemplo, llegamos a ser arquitectos construyendo, y citaristas tocando la cítara. Así, nos volvemos justos mediante actos de justicia, y moderados mediante actos de templanza, y valientesrealizando actos de valor, como queda atestiguado con lo que pasa en las ciudades, donde los legisladores vuelven buenos a los ciudadanos haciéndolos adquirir ciertos hábitos.
Seremos justos o injustos según la conducta que tengamos en la relación con los otros hombres; y según cómo nos comportemos ante los peligros, esto es, que nos acostumbremos a mostramos temerosos u osados, seremos valienteso cobardes. Los modos de ser nacen de los actos semejantes, Hay tres cosas que preferimos: lo bueno, lo útil y lo placentero, y otras tres, contrarias de aquéllas, que nos producen aversión: lo malo, lo dañino y lo desagradable. . El sentimiento del placer se desarrolla en todos nosotros desde temprana edad; por lo cual es difícil librarnos de algo que tiñe nuestra vida. Todos, quien más quien...
tracking img