Etica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2421 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El sudor en los cuerpos de los amantes es un líquido precioso, un jugo erótico que se produce en la fricción de dos cuerpos que se aman. El sudor pasional nace en el choque lujurioso del amor de los amantes. El sudor empapa las pasiones desbordadas y las moja como la lluvia que vierte sus gotas en la desnudez de la tierra y penetra una y otra vez hasta producir vida en la tierra seca y árida. Dela misma manera el sudor en los amantes son gotas, vertientes, ríos, mares… que producen una realidad de sentimientos y una mezcla de sensaciones y placeres físicos que originan vida. En el sudor de dos que se aman en el altar sagrado de las sabanas, los amantes bañan sus eróticos movimientos, sus besos, sus caricias, sus poses, sus orgasmos… En el sudor de los amantes se exprime el bendito jugodel amor.
Esa tarde tomábamos un café no muy lejos de donde vivo, una calle concurrida por transeúntes que con afán se movían por este mundo ahogado en preocupaciones y caóticas realidades, gente que no para, que no se detiene para mirar sus caminos, sus comienzos y sus finales, sus vidas sin ninguna dirección… Allí estábamos ella y yo creando caos en el mundo de los afanados, de lospreocupados. Ella y yo rompíamos con los paradigmas de la sociedad, con cualquier esquema formado en un mundo perdido en las depresiones y tristezas de aquellos que no podían vivir y no sabían vivir. Hablábamos mientras sorbíamos tazas blancas y pequeñas diseñadas para un buen cafe, nos mirábamos, nos contemplábamos, nos reíamos, disfrutábamos el uno al otro era un juego amoroso y tierno en donde dosuniversos se exploraban, dos seres tenían el contacto más hermoso en donde palabras, miradas, risas nos convertían en esos amantes que solo sabían hacer eso amar. El mundo era nuestro para los amantes perseguidos, los amantes misteriosos que el mismo mundo no entendía. Cómo dos locos de amor se pasaran la tarde al calor de un cafe mirándose estúpidamente y pudieran perder el tiempo de esa manera, perderel tiempo en caricias y besos, miradas y palabras. No, definitivamente el mundo no nos entendía.
La tarde se tornaba fría y gris, las nubes corrían como bólidos impulsados por un fuego avasallante y tronaban como caballos de dioses griegos que retumbaban los cielos. Relámpagos iluminaban el techo del mundo descargando sus furias para hacer sentir el poder del reino de arriba. Nuestro mágicomundo se vio interrumpido por la tempestad, e inmediatamente nos levantamos, la tome de la mano y empezamos a correr entre la fuerte lluvia. Sentíamos la gotas golpear nuestros rostros, corríamos y disfrutábamos como la lluvia nos acariciaba y mojaba nuestros cuerpos. Ella reía y disfrutaba mi presencia, me miraba y me amaba. En mitad de la calle paraba se ponía en frente de mi y con su rostromojado levantaba sus negros ojos me miraba con dulzura y pasión, lentamente cerraba sus ojos se aproximaba a mí y me besaba, su besos mojaba con intensidad mis labios, los besaba con tanta pasión que todos mis sentidos se concentraban en mis labios para sentir el dulce néctar del amor. Que sensación que placer, que ternura podía experimentar cuando ella me besaba. Su boca se abría más como siquisiera comerme por completo, su lengua penetraba mi boca y la movía en círculos, tocaba mi lengua volvía a sacarla y volvía a besarme con ternura y pasión. Luego yo jugaba con sus labios de la misma manera, la besaba con tanta pasión que me despertaba mi existencia en toda su plenitud. Mi lengua penetraba en su boca y en el encuentro de esos dos órganos se producía casi un orgasmo vocal. Luego mislabios subsionaban sus labios con delicadeza y ternura. Apretaba sus labios con los míos y en el juego del beso tomaba su labio inferior y lo atrapaba con mis labios. No sé cuánto tiempo nos tomaba besarnos pero si puedo decir que era vivir una eternidad sin tiempo ni espacio cuando nuestros labios se juntaban.
Llegamos al apartamento completamente empapados, nuestros corazones palpitaban a...
tracking img